EL OLIVO DE LA ESPERANZA

octubre 3, 2010

Andalucía | elmundo.es
CÓRDOBA | Tras lo pasos de su abuelo fusilado

El olivo de la esperanza
A Miguel Moreno lo fusilaron dos veces porque la primera bala sólo lo hirió
La familia guarda la ropa ensangrentada tras el primer tiro
Los dos nietos no quieren venganza, pero “ni perdonan ni olvidan”

http://www.elmundo.es/elmundo/2010/09/04/andalucia/1283620802.html
Toñi Caravaca | Córdoba

Tras la entrega, en Aguilar de la Frontera, de los restos óseos del primer cadáver de la Guerra Civil identificado en Andalucía, se ha abierto la puerta de la esperanza. Dos primos hermanos nietos de Miguel Moreno Antequera, cuyo cadáver aún no ha sido localizado ni identificado, aguardan también un contundente examen de ADN.

Raimundo García, de 79 años, y su primo Miguel Moreno, de 74, dicen estar ya muy cansados de sentir el dolor desgarrador del olvido, la tardanza de la justicia. Conocen la fecha de la muerte, razón y lugar de enterramiento. Pero no han podido recuperar el cadáver de su abuelo, fusilado hasta en dos ocasiones porque el primer intento -un tiro en el hígado- lo dejó malherido pero no logró arrebatarle la vida.

El 24 de agosto de 1936 Miguel se encontraba tomando café en un bar cuando, de pronto, -se presentaron unos hombres y, bajo la excusa de que era republicano- lo encarcelaron. Allí estuvo durante unos cuatro o cinco días, los que hacían falta para conseguir reclutar a unos pocos -rojos- más y llevarlos al paredón de fusilamiento. A las seis de la mañana, en las inmediaciones de la casilla Cubero, en el término municipal de Monturque, se escucharon 16 disparos, uno por persona.

Tres hombres sobrevivieron a ellos, siendo uno de ellos Miguel Moreno, que en aquel entonces contaba con 52 años. De profesión panadero, el hombre echó a correr campo a través gravemente herido hasta encontrar refugio en un cortijo cercano, donde lo atendieron, cambiaron sus ropas ensangrentadas e intentaron curarlo. Pero el miedo a la represalias era demasiado grande.

Uno de los enterradores avisó a la familia
La familia que amablemente atendió a Miguel lo invitó a irse a las pocas horas, escondiéndose éste en un cañaveral cercano a la carretera donde horas antes había sido fusilado por primera vez. Allí, un vecino lo delató y, capturado de nuevo por sus asesinos, volvió a ser ejecutado. Esta vez la suerte no lo acompañó.

Una de las personas que habían sido ‘reclutadas’ para enterrar a los represaliados y que conocía a Miguel Moreno explicó a la familia cómo sucedió todo y dónde yacía el cadáver. Desde entonces, Raimundo y su primo Miguel han dedicado sus últimos 60 años a encontrar el lugar exacto.

El terreno donde se presupone que está enterrado Miguel Moreno es privado, por lo que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera (Aremehisa) -encargada de las labores de exhumación de represaliados en localidades cercanas- ha tenido que solicitar permisos para poder actuar. Su presidente, Rafael Espino, cree que los trabajos con el georradar para descubrir la localización exacta de la fosa podrían comenzar inmediatamednte. Los primos aseguran que, a pesar de su impotencia y momentos de rabia, no buscan “venganza”. No sienten odio, pero tampoco perdonan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: