AGUILAR DE LA FRONTERA (III Parte) La dictadura de Primo de Rivera. “Nación, Iglesia, Rey”

octubre 11, 2012

AGUILAR DE LA FRONTERA (III Parte) La dictadura de Primo de Rivera. “Nación, Iglesia, Rey”

Autor: Rafael Espino Navarro

Prueba de la situación de dificultad por la que atravesaban los jornaleros a comienzos del año 1925 la encontramos en la vecina localidad de Puente Genil y firmado por el dirigente socialista de esa localidad Gabriel Morón, de la cual nos hacemos eco al no localizar ninguna en toda la prensa consultada relacionada con la situación del campesinado en Aguilar a lo largo de los años de la dictadura del general Primo de Rivera, y en la certeza de que la situación vivida en Puente Genil por los trabajadores de la tierra era similar a la del resto de localidades del entorno. Posiblemente Aguilar de la Frontera y la vecina localidad de Montilla, disfrutaron durante todo este periodo de menor fortuna para la realización de actos de concentración y expresión publica de ideas.

“Aquí, en este pueblo, que por mejores condiciones que tenga, no puede sustraerse a los efectos de una crisis económica que cierne sus negras perspectivas por todo el país, se ha producido en estos días, un hecho, que nos es insólito en la región ni en España: el paro forzoso de unos cientos de trabajados del campo. Ante la triste situación de estos obreros desocupados, nada más natural que acudiésemos – y el firmante de estas líneas, primero que nadie – a solicitar de las autoridades una rápida solución del conflicto.

Fue ante esa reclamación, el señor delegado gubernativo, quien con solícita actividad , que nos complace reconocer, busco en seguida remedio para ese grave mal, de la crisis obrera, pidiendo a tal efecto la colaboración gentil de los elementos patronales. Los elementos patronales han dicho que ellos no pueden dar colocación a los obreros parados, por que les parece excesivo el jornal marcado en la tarifa con cuatro pesetas. No ofrecieron más de 3, 50 pesetas.

Regatean, rebajan dos reales en el jornal de los campesinos, a título de que no hay faenas que realizar en los campos, cuando sabemos que existen olivares mal labrados, y algunos, no pocos, hasta de erial.

Y en nombre del Ayuntamiento, era también el alcalde quien al propio tiempo ofrecía ocupación para 15 o 20 hombres, pero sin poder dar más de diez reales de salario. Y ante esta actitud, a los que hemos pedido trabajo ( pero trabajo para poder comer), donde ocupar a los parados, no nos ha correspondido hacer otra cosa que encogernos de hombros, sonreír y marchar, pensando en lo bella que es la justicia humana.

Pero es que hay más. Si la contribución de mi modesta persona no ha servido para contribuir a buscar una solución apropiada al caso, si ha servido al menos para señalarme como responsable del conflicto. Por que a mí se me ha dicho que los obreros reclaman trabajo por mi culpa, por que yo pretendo crear conflictos, tal vez para entretener mis ocios, seguramente oyendo las tétricas lamentaciones de los sin trabajo ¡ Pobre misión la mía, dedicado a manejar la fuerza magnífica y triunfadora de unos infelices hambrientos¡”

Si parece ser cierto que en Córdoba, la fortuna (al menos a estas alturas de la dictadura), permitió que se celebrase la fiesta del 1º de Mayo, consistente en un mitin nocturno en la casa del pueblo. (En Aguilar, no existe ninguna noticia que asegure su celebración, y muy posiblemente al igual que en Montilla, la misma fuese inexistente debido a la prohibición del acto por las nuevas autoridades municipales).

En el acto intervinieron Juan Palomino, Francisco Azorín, Manuel González, Bernardo Garrido, Eloy Vaquero y Francisco Zafra. ( No sabemos si existió representación de Aguilar en el mismo).

La Voz, 3 de mayo de 1925 , presidencia de la celebración del lº de Mayo en Córdoba.

Francisco Zafra, de Montilla, en su intervención critico duramente el olvido al que el nuevo régimen somete a la clase obrera, así como aludió a la propaganda del Bloque Agraria, en el que se encuadra la patronal.

Mientras tanto, el día 12 de junio de ese mismo año, se celebra un importante mitin de propaganda del nuevo credo de la Unión Patriótica en Aguilar de la Frontera. Se celebró en el Teatro de “Las Flores” y al mismo asistieron una numerosa representación de los pueblos limítrofes, Moriles, Monturque, Espejo, Fernán-Núñez y Puente Genil.

Después de la realización de este mitin, la Unión Patriótica, quedó definitivamente organizada y estructurada en la localidad siguiendo las instrucciones que desde la presidencia del Directoria se les hacia llegar puntualmente a cada ayuntamiento de la nación.

“… cada Unión Patriótica local o de capital de provincia debe designar su presidente, acordando si éste ha de asumir la total representación del partido o ha de asistirse de un pequeño Comité o Junta por cada pueblo o capital.”

“… en cuanto al creo o doctrina de la Uniones Patrióticas, ha quedado ya bien definido: somos un gran partido monárquico central; templada y severamente democrático , progresivo para cuanto represente un bien patrio, refrenador de audacias contra el poder público y de ataques a la moral y a las buenas costumbres.”

“… respecto a la admisión en nuestras filas, muchas veces he dicho que ha de ser de carácter individual, aunque se haga por núcleos: es decir, sin significado antiguo ni conservación de organizaciones. Para nosotros serán siempre los primeros los que sin filiación partidista anterior, han prestado su concurso ciudadano a la obra de pacificación de los pueblos desde que la inició el Directorio. A estos hombres corresponde, en general, la carga y la satisfacción de seguirlos rigiendo y administrando cuando a la Unión Patriótica corresponda gobernar, y ellos son seguramente los que elegirá el sufragio popular cuando con garantías de pureza será llamado a pronunciarse.”

Mientras tanto las lluvias torrenciales ocurridas en este periodo , los temporales , las inundaciones, etc., provocaron una nueva situación aflictiva entre el sector obrero, que de nuevo volvió a manifestarse en petición de ayuda. Una ayuda que llegó en forma de bonos para acudir a la cocida económica y en peticiones de auxilio y socorros al gobernador civil de Córdoba.

Unas lluvias y tormentas que a su paso por Aguilar destruyeron las cosechas existentes y solo dejaron más desolación y ruina, afectando esta en mayor medida a las clases más humildes, que vieron como sus condiciones de vida, empeoraban aún mucho más hasta extremos en los que la vida era penosa e incierta.

Siguiendo la tónica general de modernización del país y al igual que en otros localidades limítrofes, se realizara con anterioridad, a comienzos del mes de diciembre de ese mismo año, y se inaugura la primera central telefónica interurbana en Aguilar de la Frontera.

El gobernador civil Cabello Lapiedra en el acto de inauguración de la central (La Voz, 11 diciembre de 1925)

En una sociedad transformada y diseñada a la medida, los actos patrióticos y religiosos de primer orden seguirán produciéndose de forma cada vez más frecuente entre las clases socialmente privilegiadas, celebrándose los tradicionalmente festejados y rescatando, si cabe o buscando nuevos actos de fervor religioso popular, nuevos para introducir socialmente, destacando de nuevo el transfondo benéfico de los mismos. Al frente de los mismo seguirá el padre Pedro Benítez Rasero.

Las manifestaciones de carácter patriótico y de exaltación nacional también tendrán eco en la sociedad aguilarense de principios de año, concretamente en febrero de 1926, el alcalde Vicente Romero, con motivo de la hazaña llevada a cabo por los aviadores españoles en el Atlántico, lanzó un panfleto convocando a la población a la celebración de una manifestación que rindiera homenaje a los mismos.

“¡ Aguilarenses ¡ Hoy, día memorable, en que España se cubre una vez más de gloria, elevemos nuestro espíritu a esas inefables alturas del heroísmo y el mérito de nuestros eminentes compatriotas, los intrépidos aviadores que en alas de la Ciencia y el patriotismo, han conseguido que el mundo en masa quede admirado de lo que nuestra amadísima Patria es capaz de llevar a feliz termino. Gritemos pues ¡ Viva España ¡. Vuestro alcalde: Vicente Romero”.

Entre tanta exaltación, durante el año 1926 la situación en el campo no mejoró debido a la sequía padecida. Estos años las autoridades municipales decidieron efectuar trabajos de mejora en caminos vecinales y otras obras, para ocupar parte de la mano de obra que se encontraba en una situación de verdadera gravedad. La situación de los colonos, en la tierra arrendadas a los propietarios agrícolas, no variaba ni un ápice de la de sus hermanos los jornaleros de la tierra.

Carentes por completo del derecho a establecer el cultivo que ellos considerasen más oportuno en las tierra arrendadas, eran los señores los que les imponían en sus contratos al cultivo a que debían ser destinadas estas, en un claro chantaje de conjugar la conveniencia de armonizar los derechos y deberes de los grandes propietarios con las exigencias del bien común. En más de millón y medio de familias se calculaba en esos años el número de colones dedicados a cultivar la tierra ajena. La tierra alquilada a los señores. Esto solo contando a los braceros o jornaleros arrendatarios de tierra, sin tener en cuenta los medianos y pequeños propietarios de esta que también acostumbraban a tomar parcelas en arrendamiento. Millón y medio de familias ejercían por tanto de colonos. Unos colonos que sufrían en sus carnes la injusticia, la desigualdad y el trato inhumano derivado de sus contratos de arrendamiento, sin que los poderes públicos moviesen ni un solo dedo para acometer la solución del problema de la tierra.

Mientras tanto la vida económica y social de la alta burguesía aguilarense vuelve a transcurrir, entre celebraciones, fiesta del árbol, fiestas del corpus, bailes benéficos, ferias locales y celebraciones religiosas, todas ellas amenizadas con actuaciones teatrales al más alto nivel y actos de fervor patriótico, como el de la celebración de los treinta meses de gobierno del Directorio militar. Ajenos por completo a las necesidades de la gran mayoría de habitantes de esta localidad que vivían sumidos en la mas absoluta de las miseria, materiales y humanas son de destacar ante todo las celebraciones religiosas producidas durante la semana santa, en las cuales toda la aristocracia local y la burguesía mas acomodada hacían acto de presencia y ostentación.

Pocos días después de finalizada esta, se celebra una reunión con el objeto de despedir al delegado gubernativo Pelegrín Pujol y Vidal, en el salón de plenos del ayuntamiento, al cual acuden toda la corporación municipal en pleno.

En esta reunión de despedida, de nuevo se vuelven a resaltar los grande elogios conseguidos a nivel municipal en cuestión de modernización estructural del municipio y se hacen alusiones personales a la gestión acertada, tanto del alcalde cómo de su equipo municipal. El patriotismo y los vivas al Rey y España, cerrarán una vez el acto.

Al hilo de lo sostenido con anterioridad, en el mes de Agosto, en plena feria Real, se celebra una becerrada benéfica.

Los matadores, Romero, L. Jiménez, Florentino Encinas, Andrés Hispano, junto al ganadero Mariano Natera y José Aparicio de Arcos.

La Voz, 8 de agosto de 1926

Aristocráticas señoritas que precedieron la becerrada, Adela Calvo de Hispano, Carmen Llorente de Bojollo, Araceli Tiscar, Maria Valle Abazuzar. Inés Calvo, Lola Povedano, Rafaela Rasero, Anita Varo, Luque y Merceditas Cosano. (La Voz 8 de agosto de 1926)

El somatén de Aguilar de la Frontera, así como el Cuerpo de Exploradores, hará acto de presencia en todas y cada una de estas manifestaciones de fervoroso patriotismo, realizando desfiles y formaciones militares propias de un cuerpo paramilitar.

“… el somatén cumplirá su deber, si algún día fuera justificada su acción colectiva contra cualquier acto de desbordamiento social.”

“… nosotros no representamos un partidismo político, ni de clases, sino un campo propio y común, para todos los que aspiran a que la vida ciudadana, se desenvuelva en un ambiente de orden, respeto a la autoridad y a la propiedad, libre de imposiciones y violencias, fácil al progreso razonado y evolutivo que el estudio y la experiencia aconsejan para el bien de todos, anteponiendo siempre el de los humildes, que lo necesitan más, y que prácticamente lo lograrán más pronto y mejor reinando la paz, que en los estados de turbulencia. El orden es siempre garantía de libertad y progreso.”

Y como ya se anunciara con anterioridad, cuando el partido en el poder creyó que el país podría soportar un plebiscito nacional, se celebró en el mes de septiembre de 1926, consiguiendo en resultado en la capital de 18748 firmas de apoyo al mismo y los pueblos de la provincia de 132.079. En Aguilar de la Frontera, el resultado arrojado de apoyo al plebiscito arrojo una cifra de 7110 firmas de apoyo a la gestión desarrollada por el gobierno del Directorio militar a lo largo del tiempo de duración de la dictadura de Primo de Rivera.

El gobierno haciendo una lectura de los resultado obtenidos en todo el país, salió reforzado del mismo tras la importancia del acto ciudadano realizado.

La agrupación socialista de Aguilar de la Frontera, desarrolló un papel poco relevante bajo este periodo de la dictadura y hay que resaltar que durante todo este periodo las convulsiones sociales prácticamente desaparecieron de la localidad . Es apreciable destacar la disolución del partido liberal de Aguilar a finales de 1923 y como consecuencia de ello el ingreso del abogado Rafael Aparicio de Arcos en la militancia y disciplina del partido socialista (31). Se aprecia durante estos años una casi inexistencia en la celebración de mítines y manifestaciones, así como unas tímidas celebraciones del primero de mayo (casi inexistentes hasta 1927) o de acciones de protesta social. Cuando estos actos se celebran se hacen de forma casi clandestina en la casa del pueblo o en la sede de alguna sociedad obrera. El control férreo al que lo someten las nuevas autoridades hacen que todas sus actividades se desarrollen en la clandestinidad, por temor a las detenciones y deportaciones a las que fueron objeto durante todo este período. El somatén, también jugara un papel importante en el control y vigilancia de estas actividades. Al igual que las del resto de la provincia, su actividad fue muy escasa o nula con respecto a épocas pasadas hasta su nueva reorganización entre los años 1927 con alguna actividad inicial y de su completa actividad a partir de 1929.

De la mima forma que prácticamente a lo largo de los años de la dictadura las condiciones de vida y de trabajo apenas cambiaron para la mayoría de la masa obrera, las condiciones en las que se desarrolla este seguirán igualmente ancladas en el pasado. La seguridad en el trabajo, seguirá siendo uno de los caballos de batalla de la clase trabajadora, la cual los grandes propietarios desoyen continuamente.

En mayo de ese mismo año, se celebran multitudinariamente en Aguilar, las bodas de plata del Rey Alfonso XIII, siguiendo la tónica general de los actos y celebraciones efectuados en la capital y en toda la provincia en apoyo de la monarquía.

La corporación municipal en estas fechas ha sufrido muy pocos cambios y seguía estando compuesta la misma por prácticamente la totalidad de las personas que la configuraron en los primeros días de comienzo de la dictadura.

Vicente Romero Portocarrero
Alcalde

Francisco José Tutón Mena
Concejal

Manuel Alberca Conde
Concejal

Angel Alcalá de Toro
Concejal

Antonio Areales Romero
Concejal

Rafael Moreno Jiménez
Concejal

Luís Gutiérrez Tejada
Concejal

Olegario Pérez Caballero
Concejal

Rafael Aguilera Carmona
Concejal

Francisco Casado López
Concejal

Manuel Arjona
Concejal

Francisco Cosano Valle
Concejal

Rafael Luque Albala
Concejal

Manuel Varo García
Concejal

Bibiano Gordejuela Hidalgo del Puerto
Concejal

Eusebio Chacón Lozano
Concejal

Manuel Jurado López
Concejal

José J. Postigo Leiva
Concejal

Esta corporación proseguiría con la labor de realización de obras públicas con objeto de modernizar la localidad. El arreglo del asfaltado del Paseo del Llano de la Cruz, la calle Altozano, la calle Ancha, la Fuente Nueva, el camino vecinal de Puente Genil y la calle el Huerto, calle Cerrillo, Saladilla y Mata, la calle Toro Valdelomar y el Llanete de Manuel López, la calle San Crístobal se sumarian a los ya efectuados en los años precedentes en las principales calles céntricas y más comerciales del pueblo. También sufren reformas considerables el Hospital de Caridad, el juzgado, la plaza de abastos, el matadero y el ayuntamiento; en una localidad que alcanza los 14.986 habitantes (según los datos recogidos en el censo de 1925), y que sigue dependiendo económicamente de la agricultura y sus industrias afines (molinos aceiteros y harineros y lagares), significándose entre los de mayor importancia la sucursal que Carbonell y Compañía S. en C. tenia en esta localidad, propiedad de los señores Carbonell, y al frente de la cual se encontraba en estas fechas Romualdo Rojas Ortega.

Así como la importante fábrica de aceites “San Vicente”, propiedad del alcalde Vicente Romero, con renombre en todo la país, y cuya producción ascendía a mas de 35.000 arrobas de aceite.

Entre las bodegas, una de las más importantes y que incluso mantenía planta de embotellado y exportación de vinos fuera de nuestra fronteras, eran las bodegas de Benavides Burgos, propiedad de Juan de Burgos Luque.

Y entre las fincas de cultivo de olivos, “Zamacón”, se encontraba entre una de las más grandes de Andalucía, con más de 50.000 olivos, y manteniendo una extensión enorme limitaba con los términos municipales de Aguilar, Santaella, Montalbán y La Rambla, siendo su propìetario Manuel Aragón y Calvo de León.

La cuota del Tesoro del documento fiscal perteneciente a la matricula industrial del año 1927, arrojó una cifra de 73.764, 40 pesetas. Y las exportaciones ( solo las procedentes del ferrocarril) superaron las 10.441 toneladas. Las importaciones supusieron una cantidad de 16.672 toneladas. Ese mismo año los telegramas recibidos y expedidos en la estación telegráfica de Aguilar, alcanzaron la cifra de 10.000 telegramas tramitados. Cuenta también Aguilar, ya en esos años con una estación interurbana de la Compañía de Teléfonos y una Agencia-sucursal del Banco Español de Crédito, juzgado de Primera Instancia, Registro de la Propiedad y un teatro (Teatro Alfonso XIII) situado en el Llano de la Cruz, en el mismo edificio donde se ubica la sede de Unión Patriótica, propiedad del alcalde Vicente Romero. El presupuesto municipal de Aguilar para ese mismo año se eleva a 440.362,82 pesetas A través de los datos económicos publicados en la prensa de ese mismo año podemos sentenciar que Aguilar era una localidad eminentemente rica, donde la riqueza se concentraba en manos de unos cuantos terratenientes y aristocráticos “señoritos”, sin posibilidad de acceso a la misma a las clases menos pudientes y desfavorecidas, que ni tan siquiera podían acceder a la compra de los alimentos básicos para la supervivencia. (El precio del pan de familia en Aguilar, en ese verano era de 0, 60 pesetas la unidad).

El martes 19 de julio de 1927 se inaugura en el Llano de la Cruz, el Gran Teatro Alfonso XIII, propiedad del alcalde Vicente Romero. La inauguración contará con el debut de la Compañía de Zarzuela y Opereta de Eugenia Zuffoli, en la que el primer actor y primera figura es el actor José Bodalo y los directores de la misma son los señores Faixa y Vilchez.

Aprovechando el marco incomparable que ofrece el nuevo teatro, el día 2 de septiembre, se celebra en el mismo la elección de la junta local de la Unión Patriótica.

En dicha elección se nombró presidente de la Unión Patriótica de Aguilar de la Frontera a Vicente Romero García de Leaniz y como vocales de la Junta Asesora fueron elegidos:

Manuel Jurado López
Vocal

Francisco Tutón Mena
Vocal

Rafael Moreno Jiménez
Vocal

Angel Alcalá de Toro
Vocal

José Lucena de la Cámara
Secretario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: