CARNE DE YUGO. Orígenes del PSOE en Aguilar de la Frontera (I parte)

octubre 21, 2012

CARNE DE YUGO. Orígenes del PSOE en Aguilar de la Frontera (I parte)

Autor: Rafael Espino Navarro

El día 29 de enero de 1913, se creó en Aguilar la primer Sociedad Obrera “El Porvenir del Trabajo”, la primera Agrupación de Trabajadores de ideología con predominio e influencia ideológica prominentemente socialista, coincidiendo esta a lo largo de este periodo con la creación de otra muchas Agrupaciones que comenzaran a aparecer en los pueblos limítrofes principalmente en Lucena (1908), Montilla (1909) y Puente Genil (1913).

A pesar de que diversos testimonios orales datan la fecha de creación de la primer Agrupación Socialista de Aguilar de la Frontera algunos años antes, (siendo con ello la primera que se crea en la comarca de la campiña cordobesa) a comienzos de 1905 (existen documentos de filiación a la agrupación de ese mismo año) , no será hasta mediados de 1918, cuando se realiza la inscripción reglamentaria en el registro de Asociaciones del Gobierno Civil de Córdoba. Y justamente a comienzos de noviembre de ese mismo año cuando se realice su ingreso oficial en el Partido Socialista Obrero Español.

En su fundación participaron activamente los lideres y dirigentes socialistas de la localidad en esas fechas:

José María León Jiménez

Antonio Cabello Almeda

Antonio Cabezas Jiménez “Cabecitas”

Antonio José Luque Cuenca

Eustaquio Josende

Mariano Navarro Reina

Francisco Toro González

Eduardo Varo Pino

Antonio Luque Jiménez

Antonio García Márquez

José Campos

De izquierda a derecha José María León Jiménez, Antonio Cabello Almeda, Antonio José Luque Cuenca, Eduardo Varo Pino, Antonio Luque Jiménez y Antonio García Márquez.

Todos ellos serian protagonistas principales en el intento de arraigo de las doctrinas socialistas en esta localidad y en las limítrofes manteniendo un férreo pulso a las tendencias republicanas radicales y a las viejas, caducas y obsoletas influencias liberales y conservadoras, aún representadas por la vieja oligarquía patronal y la elite aristocrática.

Su aportación será desde este mismo momento determinante y caminara paralela e implícita al movimiento libertario y obrero que se producía en toda la nación y en la lucha por la mejora de las condiciones de vida de los jornaleros del campo que sufren y padecen situaciones como las de cobrar de jornal en algunas épocas del año 1,65 pesetas, satisfaciéndose estos en parte en metálico y parte en alimentos( generalmente de muy mala calidad) y dándose situaciones donde ese mísero salario deja de cobrarse en las frecuentes temporadas de holganza por fiestas o por falta de trabajo, en periodos invernales y primaverales donde son repartidos, entre las propiedades de las personas pudientes y perciben un escaso e incompleto jornal. Esos periodos se ven prolongados y la dignidad del trabajo sucumbe humillada por una repugnante y forzada caridad, en algunas ocasiones hasta en tres meses consecutivos al año.

Sufrirán por su atrevimiento los continuos reveses de los mandatarios agrícolas y el entramado caciquil por su desafío a ser los primeros en dar el paso adelante hacia la unión de los trabajadores y el asociacionismo. Serán discriminados laboralmente, perseguidos, sobornados, detenidos, desterrados, desperdigados, acosados , constantemente acusados por los propietarios agrícolas y sus incondicionales de maleantes, revolucionarios, haraganes y vagos, en el intento enconado por parte de los patronos y con el respaldo incondicional de las autoridades de que las recién creadas agrupaciones fuesen desbaratadas y clausuradas y finalmente vilmente asesinados en los meses de julio y agosto de 1936.

Registro de la casa del pueblo y detención de obreros por la Guardia Civil

Los actos públicos se celebraban en la sede de la Agrupación Socialista o “Casa del Pueblo”, en la calle Cánovas del Castillo, 10 (actual calle Carrera). Esta casa la adquirieron los trabajadores de Aguilar de la Frontera, junto con el salón de “Las Flores”, con un crédito concedido por Manuel Hilario Ayuso.(17)

El primer presidente de la Agrupación, seria Antonio Cabezas Jiménez “Cabecitas”. ( Ver su microbiografia en http://www.aremehisa.org.es) El 19 de Octubre de 1918, Mariano Navarro presenta también ante el Gobierno Civil, el reglamento de las Juventudes Socialistas de Aguilar de la Frontera. (14)

Se contaban en más de mil doscientos socios o afiliados a la agrupación en sus primeros años de andadura socialista. El primer acto celebrado en la sede de la nueva Agrupación, se realizó a principios de septiembre de 1918, y en el mismo intervinieron Eustauio Josende, Antonio Reyes, Francisco Romera y Antonio Cabezas Jiménez “Cabecitas”.

En ese mismo mes , la Agrupación Socialista y las Juventudes Republicanas convocaron una manifestación contra la crisis de trabajo , la carestía de las subsistencias y el inicio de obras públicas para colocar a los obreros parados, que terminó en la plaza de Santa María la Blanca.(18) Al mes siguiente, se convocó una huelga general, que duró varios días.

Durante estos años las juventudes socialistas y republicanas también mantuvieron una actividad destacada en la celebración de mítines y actos de protesta sociales, destacando enormemente en los mismos el joven Mariano Navarro Reina.

Los anuncios de huelgas, van seguidamente precedidos de negociaciones que normalmente comienzan nada más producirse la declaración de la misma. La mayor parte de las huelgas en el campo se producirán durante los meses de recolección de cereales en verano o de la aceituna en invierno. Debido a esta necesidad de concentrarlas en estos periodos, estallaban de forma generalizada todas prácticamente en el mismo periodo, dando sensación de coordinación que en la mayor parte de las veces fue casualidad de coincidencia temporal y no un acto “revolucionario” organizado. Normalmente eran promovidas para respaldar reivindicaciones laborales y necesariamente tienen que producirse y realizarse en los días previos e inmediatos a la recolección en el campo de la cosecha al ser los días de mas demanda de trabajo forzando de esta forma la llegada a un acuerdo, que unas veces será pactado y otras veces es consecuencia de la intervención de mediadores. Esta intervención estuvo en muchas ocasiones confiada al comandante de puesto de la guardia civil. Existía también la mediación de los gobernadores civiles en todos estos tipos de actos, que estuvo siempre marcada por la intromisión directa en la mismas y el apoyo brindado siempre a los propietarios y patronos. Ante el temor de verse desbordados continuamente ordenaban se cerrasen y clausurasen las Casas del Pueblo, continuas detenciones, intervenciones bajo sus ordenes de la Guardia Civil, para disolver los actos de protesta, encierros de obreros e incluso el destierro de sus localidades de origen de las directivas y organizadores.

Septiembre de nuevo, vuelve a ser un mes donde se plantean protestas, por el encarecimiento de las subsistencias. El crecimiento de los precios de los alimentos de primera necesidad sufrió, a lo largo de todos estos años y hasta bien entrado el año 1921, un incremento generalizado. El kilo de pan pasó de 0, 48 pesetas a finales de 1917 a 0,75 pesetas en 1920. Los salarios de los trabajadores del campo hubieron de ser aumentados a base de numerosas negociaciones conflictivas con los patronos y nunca o casi nunca sufrieron las mismas espectaculares subidas que experimentaron los alimentos de primera necesidad . Solo en el periodo que va de 1909-1914 a septiembre de 1920, el coste de los productos alimenticios en el campo subió de 100 a 220 % , el periodo de máxima inflación se concentró ente abril de 1917 y noviembre de 1918. En cambio los salarios medios, en Aguilar de la Frontera, solo experimentaron una leve subida. De 2,25 pesetas en 1913 a 3,25 en 1919, cuando el coste de la vida se había elevado en el mismo periodo de 2,57 a 4,55 pesetas.

Fundamentalmente el trigo procedente el mercado internacional al encontrarse mucho más barato que el producido aquí, fue fruto de una extensa carga arancelaria, consiguiendo con esto que el mismo se encareciera considerablemente, sufriendo una elevación de precios sin precedentes. La Ley de Subsistencias, de 1916, fue la ley que aplico el gobierno de Cánovas para establecer dicha tasa. De la aplicación de esta se encargó el Servicio de Abastos, hasta el año 1931, año en la que quedó intervenida por las Comisiones Municipales de Policía Rural, pasando en 1934 a manos de las Juntas Comarcales de Contratación del Trigo.

En octubre de nuevo se vuelve a convocar otra huelga, por la subida de jornales, durante estos años, las huelgas desarrolladas tendrán un carácter diferenciador de las acaecidas en los años precedentes. Por un lado es destacable el comienzo de colaboración entre los sindicatos y los socialistas, fruto del cual se llega al acuerdo común para plantear los conflictos y reivindicaciones de forma común y conjunta. De otra parte la movilización general y masiva que alcanzó a casi todos los pueblos de la provincia, llevara a determinar que casi todas las huelgas planteadas obtengan unos resultados favorables en cuanto al resultado de su desenlace reivindicativo, fundamentalmente concerniente en el aumento salarial.

En el mes de noviembre de nuevo se convoca otra huelga, esta vez en apoyo de las convocadas en localidades cercanas, Castro del Río, Puente Genil, Moriles, etc… en petición de aumento de salarios abolición del destajo y limitación a la libertad de contratar obreros venidos de otros pueblos y localidades.

En diciembre de ese mismo año, el día 14, se firman bases que han sido aprobadas por obreros y patronos y que consistían(19):

BASES APROBADAS POR LOS PATRONOS Y OBREROS DE ESTA CIUDAD

1/ Libertad del trabajo. El propietario podrá hacer en sus fincas las labores que estime oportunas, en la forma y modo que tenga por conveniente, sin limitación alguna.

2/ Los jornales que más abajo se dirán habrán de regir desde el día de hoy, hasta el 1º de marzo próximo, desde cuya fecha, y para evitar huelgas, que dejan al obrero sin jornal y a la agricultura sin sus labores, se tomará como bases para señalar los nuevos salarios el promedio de los que resulten en vigor en los pueblos vecinos más importantes que éste: Montilla, Puente Genil, Lucena y Cabra.

3/ En esta temporada, la salida de la casa para todas las faenas agrícolas será al salir el sol, para estar en casa a la puesta del mismo, y descansos, los de costumbre.

4/ Los muleros que deseen acomodarse por temporada quedarán en libertad de entenderse con el patrono.

5/ En los acarreos de aceituna, los muleros deberán conducir hasta tres caballerías, y el número de viajes, el establecido por las costumbres de cada finca y pago.

6/ Las medidas de que se servirán serán de 16 celemines.

7/ El precio de cada fanega en los acarreos será aumentada a razón del 30 por 100 del año anterior, no detallando los viajes que corresponde a cada finca o pago, por ser conocidos de ambas partes o dejar libre el ajuste.

Precios de los jornales, quedándose de noche:

El jornal de un hombre en todas las faenas agrícolas será el de 3, 75 pesetas.

El de la mujer, 2,25 pesetas.

Muleros, 3,87 pesetas.

Injertadores y podadores, 4,25 pesetas.

Al ruedo, real y medio menos.

En los molinos aceiteros no se alterará el orden del trabajo, y el jornal de cada operario será el de 3,75 pesetas.

Aguilar, 14 de diciembre de 1918.- La Comisión.-

Curiosamente, para los propietarios agrícolas, ni la subida salarial, ni la abolición del destajo suponían un gran impedimento para llegar a alcanzar un acuerdo con los representantes de los obreros agrícolas. No podemos decir lo mismo de la libertad de trabajo, a la cual se aferraban decididamente, argumentando que “el que encarga un trabajo es el que impone las condiciones y exige que se haga a su gusto y capricho, lo cual es muy justo pues el que paga es el que determina, el que impone la forma y modo y hasta la calidad del trabajo “.

En Aguilar aceptar esa imposición patronal no supuso ningún condicionante para llegar a un acuerdo generalizado en las bases de trabajo a pesar de incumplir los obreros un acuerdo alcanzado en la localidad de Lucena. Hecho que si fue oportunamente aprovechado por la patronal en otros pueblos de la comarca, como ejemplo de posicionamiento obrero para alcanzar un acuerdo.

Paralelamente a estos hechos también la mecanización comenzará de forma progresiva y lenta a llegar al campo y los primeros trabajos a los que se les aplica este nuevo sistema de trabajo, serán la trilla y el aventado de la mies. Las nuevas sembradoras y aventadoras, también comienzan a hacer aparición por estas fechas, adquiridas por los grandes propietarios, intentado con estas adquisiciones paliar en sus campos los efectos de las continuas huelgas campesinas.

Las antiguas formas de labrar y sembrar la tierra, de recolectar la cosecha, pasadas durante siglos de forma ancestral de padre a hijos, comenzarán a resentirse ante la amenaza aunque débil todavía de las grandes maquinarias que poco a poco comenzarán a remplazar a las manos jornaleras con sus azadas, sus hoces, sus escardillos, sus horcas sus arados o sus carros, de la tierra que cultivaron sus padre y sus abuelos durante miles de años. Todos comenzaran a ser reemplazados por maquinarias de vapor que lentamente comenzarán a introducir un nivel de mecanización en las labores de cultivo campo comenzando a desplazar la fuerza animal de mulas, y borricos por la fuerza de los grandes motores.

Trilladora de vapor

Frente a todos estos acontecimientos los jornaleros siguen viviendo en condiciones tremendamente lamentables y duras, pues cuando el trabajo escasea, dejan de ser jornaleros para convertirse en mendigos. Su salario a partir de estos momentos ya depende de las demandas de los Centros Obreros, muy a pesar de lo que desean los patronos. La jornada de trabajo comienza a reducirse, si no llega todavía a las 8 horas solicitadas, comienza a tener más flexibilidad en los llamados “ cigarrillos”, así como en la hora de comienzo y terminación del trabajo, todo ello fruto de las negociaciones de los Centros Obreros.

Paralelamente a los paros mantenidos, la actividad obrera abarcaba otra serie de actos de protesta y reivindicación. Se celebraron actos de propaganda y se crearon publicaciones con tiradas periódicas donde se escribían artículos propagandísticos tendentes a mantener la unidad entre los obreros y jornaleros. De esta forma surgen las primeras manifestaciones culturales autónomas en su propia prensa escrita, creando alrededor de estos núcleos culturales un elemento diferenciador y nuevo para la propagación de la conciencia proletaria, tanto en el aspecto de denuncia de la opresión social y política que se sufría como en la divulgación del debate ideológico establecido dentro del seno de la misma clase. Desde estas publicaciones los trabajadores intentaban contrarrestar el monopolio de la cultura y la imposición de su visión del mundo de las clases dominantes a través de la división social del trabajo. De esta manera surge la preocupación de los obreros por su propia formación, más allá de la mera función de mano de obra al servicio del capital, surge una preocupación por la enseñanza y la instrucción de sus hijos y se comienza a valorar la enseñanza como un derecho a conquistar y se comienza a ver en la educación un camino de emancipación y de afirmación como clase y un posible instrumento mayoritario de lucha ideológica contra un sistema irracional e injusto de explotación. Y esa instrucción cabe en forma de mítines, conferencias y fundación de periódicos destinados a enseñar a los obreros los derechos del hombre y el camino de su reivindicación. Algunos de los intelectuales socialistas aguilarenses de los cuales encontramos escritos en la prensa de aquellos días son Antonio Cabello Almeda, Eustaquio Josende y Mariano Navarro Reina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: