LA TIZA ROJA

diciembre 5, 2012

LA TIZA ROJA

Autor: Rafael Espino Navarro

El reajuste ideológico y político además de la defensa exaltada de la patria se convirtieron en el primer objetivo del franquismo para devolver España a la senda correcta de glorias pasadas. Las estructuras educativas realizadas durante el periodo republicano pronto quedaron obsoletas debido a su prohibición y derivada de ella su total desaparición para volver a la reintroducción de la enseñanza religiosa y la actuación de la Iglesia en el campo de la enseñanza junto a la crítica mas feroz de los principios democráticos y el rechazo total y completo de la moderna pedagogía, tanto en los métodos como en los contenidos, harán que las primera medidas depuradoras se tomen nada más comenzar el alzamiento militar ante la inminencia del inicio del curso escolar en septiembre del año 1936.

Para ello se planifica la expulsión de la enseñanza de todas aquellas personas a quienes no se considere plenamente identificados con “ el Movimiento Nacional salvador de España”. Esa medida se llevará a cabo a través una rápida depuración del personal docente concretada en la separación inmediata del servicio de todos aquellos maestros no fuesen afectos al nuevo régimen, amen de conservadores y católicos.

Para ello se crearán Comisiones Provinciales Depuradoras a través de las cuales se fijarán las sanciones y las normas que regulen el alcance de la depuración y sus más pequeños detalles.

La depuración alcanzara a los maestros nacionales propietarios o interinos incluyendo también a todos los que ejerzan la docencia privada en centros privados o de forma particular en sus casas, pues sin haber superado el trámite de la Comisión depuradora, nadie estará autorizado para ejercen la docencia

Los informes personales amén de evaluar la actuación política, escrutarán también aspectos y cuestiones de tipo profesional, creencias religiosas y los mas variados aspectos de la vida privada de las personas objeto de depuración, en una abyecta e inquisitorial investigación, que no se detenía ni ante nada ni por nadie y que fijaba la fecha de octubre de 1934, como punto de partida y fecha de referencia para el inicio de la investigación .

Serían penalizados los actos, por acción u omisión, además de las ideas. Las actuaciones personales, la militancia en partidos políticos, sindicatos u otras organizaciones republicanas o de izquierdas además de los preceptos religiosos.

Las sanciones fluctuaron desde la simple inhabilitación hasta la separación definitiva del servicio docente y la inhabilitación perpetua para la enseñanza, pasando por suspensiones de empleo y sueldo temporales, traslados forzosos y jubilaciones forzosas.

Todos los maestros escuela de Aguilar de la Frontera, fueron expedientados. Los maestros de la sexta Escuela de niñas de Aguilar de la Frontera, los de la Primera Escuela de Párvulos de Aguilar de la Frontera, los de la Escuela número 2 del Grupo “Alcantara García”, los de la Escuela de Niños número 6 de Aguilar de la Frontera, los de la Escuela de Niños número 4 de Aguilar de la Frontera, los de la Escuela de Niños número 1 de Aguilar de la Frontera, los de la segunda Escuela de Niños de Aguilar de la Frontera, los de las séptima Escuela de Niños de Aguilar de la Frontera, los de la segunda Escuela de Niñas de Aguilar de la Frontera, los de la tercera Escuela de Niñas de Aguilar de la Frontera, los de la segunda Escuela de Párvulos de Aguilar de la Frontera y los de Tercera Escuela de Párvulos de Aguilar de la Frontera. Nadie, ninguno se libró del consabido expediente independientemente del centro en el que se encontraba adscrito.

Todos los maestros existentes en la localidad hubieron de presentarse urgentemente ante el alcalde de Aguilar, antes del día 1º de Septiembre de 1936. Así como ya lo hicieron con anterioridad al comandante de puesto de la guardia civil para recibir instrucciones del mismo.

A pesar de esta primera medida cautelar y urgente dictada por la Inspección provincial de 1ª Enseñanza, los expedientes de depuración personales se incoaron y todos se resolvieron de forma favorable, con el resultado derivado del Juzgado Superior de Revisiones de proposición de “confirmación en su cargo sin sanción”.

Casi todos ellos fueron resueltos entre los años 1942 y 1943, a pesar de que los informes remitidos al Director del Instituto de 1º y 2ª Enseñanza de Córdoba por el Comandante Militar de la Comandancia de la Guardia Civil , el cura párroco , el alcalde y el Jefe Local de la Falange Local , informando sobre los encartados se remitieron en el mes de enero de 1937.

Los informes remitidos que formarían parte integrante de los expedientes de depuración, como ya he adelante anteriormente evaluaban la actuación política, las creencias religiosas y aspectos y cuestiones de tipo profesional y personal.

“ … es persona que no se le conocen ideas políticas de ninguna clase.”

“ … a dado siempre testimonio de su gran amor a España y su fe religiosa antes y después del Movimiento salvador.”

“ … ha observado intachable conducta, tanto profesional como social y particular, sin que se le conozcan actuación política alguna.”

“… no la he visto nunca, en los muchos años que llevo de residencia en esta ciudad cumplir con los preceptos de nuestra Santa Religión, ni asistir jamás a nuestros cultos tradicionales.”

Además todos ellos habrían de cumplimentar una declaración jurada que hacía las veces de pliego de justificación y resumen interrogatorio donde habrían de contestar a 17 preguntas todas ellas relacionadas con su actuación e implicación personal con el Alzamiento Nacional y en la que habrían de incluir los datos de dos personas que avalasen “la versión” declarada además de actuar como “padrinos “ de su buena y patriótica conducta.

Hasta un total de 20 maestros y maestras de escuela , personas con nombres y apellidos (de ellas 12 mujeres) serían expedientadas en Aguilar de la Frontera por la Comisión Depuradora de Instrucción Pública de Córdoba. Las sanciones afectaron a la cuarta parte del magisterio de la II República. La tiza roja. Con la depuración ideológica del magisterio español se establecieron las nuevas líneas educativas del nuevo régimen, que perduraron durante casi cuarenta años .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: