ORIGENES EL P.C.E. EN AGUILAR DE LA FRONTERA (II PARTE)

diciembre 10, 2012

Orígenes del PCE en Aguilar de la Frontera.- ( II parte)

Autor: Rafael Espino Navarro

La agrupación comunista de Aguilar de la Frontera, desarrolló un papel poco relevantey toalmente clandestino bajo el periodo de la dictadura de Primo de Rivera y hay que resaltar que durante todo este periodo las convulsiones sociales prácticamente desaparecieron de la localidad. El control férreo al que las someten las nuevas autoridades hacen que todas sus actividades se desarrollen en la mas absoluta clandestinidad, por temor a las detenciones y deportaciones a las que fueron objeto durante todo este período.

Su actividad se vío muy reducida y fue muy escasa o nula hasta su nueva reorganización entre los años 1927 con alguna actividad inicial y de su completa actividad a partir de 1929.

Entre tanto la situación laboral sigue suscitando sucesivas crisis de trabajo en Aguilar y en los pueblos de la comarca. Son cada vez mas las personas que carecen de trabajo, y se cuentan por miles los desempleados en la localidad. El problema llega a ser tan grave que las autoridades provinciales y locales han de dictar bandos en los que recogen las condiciones y normas de estricta observancia para solucionar la crisis por parte de obreros y patronos.

Todo ello contrastando con la casi absoluta paralización, totalmente clandestina de las actividades de la agrupación comunista, vigiladaa muy de cerca por las autoridades civiles y militares (somaten, guardia civil y guardia municipal ).

Hemos de tener en cuenta que cuando se produce el golpe de estado en el año 1923, esta agrupación ya venían soportando una debilidad evidente debido a la fuerte vigilancia y represión a la que fueron sometidos todos sus dirigentes y militantes trás las agitaciones del periodo bolchevique.

Para compensar la inexistente acción reivindicativa, la aagrupación comunista desarrollará otras actividades de carácter propagandístical, a través de la cuales se reivindica la denuncia de un sistema político en donde las libertades siempre estuvieron en entredicho.

A finales del 29 comienza a producirse lo que podemos llamar un “relajamiento” en la situación social existente con anterioridad y comienzan a producirse los primeros conatos de huelgas y de nuevo parece que existe una lenta pero progresiva vuelta a las actividades de los centros obreros y la agrupación comunista en Aguilar de la Frontera que alertará entre otras coas el estado insostenible y de la precariedad económica por la que atraviesan las clases mas humildes en la localidad.

En este sentido un movimiento de cambio y nuevo resurgimiento de libertades comienza a manifestarse . Si no es todavía un hecho, bien es cierto que el aperturismo político deja paso a una pequeña libertad de expresión, inexistente hasta ahora durante todo el tiempo de la dictadura de Primo de Rivera. Se comienzan timidamente a celebrar actos en los centros y agrupaciones obreras, las personas elegidas gobernadores civiles a priori no ostentan ningún matiz político, y se comienzan a ver artículos en la prensa de nuevo con un marcado tinte libertario y reformador.

La situación de catástrofe generalizada que dejó el terremoto de 1930 en Aguilar de la Frontera, no hizo sino agraviar mas la situación que padecían las clases más humildes, sobre todo aquellos que se vieron afectados por el temblor en sus escasas pertenencias. Por ello para paliar los efectos del mismo , se solicitaron ayudas que fueron concedidas varios meses más tarde, se emprendieron campañas de recogida de donativos y se realizaran algunas funciones teatrales con carácter benéfico e incluso una procesión en agradecimiento divino por no haber causado ninguna victima mortal y de esta forma para paliar en la medida de lo posible los daños materiales y económicos causados por el mismo.

A partir de este momento no cesaran ya, de producirse conflictos y manifestaciones sociales. Un chispazo de malestar comienza a brotar en las fábricas y en la tierra. Un malestar que se traduce en una inaguantable situación económica y social, que hay que resolver de una vez por todas, sin paliativos ni trámites. El aumento y la carestía de las subsistencias o alimentos de primera necesidad y el salario de toda regla insuficiente de los braceros o jornaleros serán los detonantes para que estas movilizaciones se produzcan en las poblaciones eminentemente agrícolas, ente ellas Aguilar. Los salarios no alcanzan para vivir, como consecuencia de ello, la desesperanza hará de nuevo mella en las masas campesinas.

Durante todo el gobierno de transición de Dámaso Berenguer , se denota una lenta reactivación de la vida política y sindical, que nuevamente implicó la organización de partidos políticos y sindicatos, significando todo ello una mayor clima de libertades. En este contexto general, en Aguilar asistimos de nuevo a la actividad permanente de grupos políticos republicanos y un movimiento obrero representado políticamente por el partido socialista y en menor medida por el partido comunista.

Tras la dimisión de Berenguer , la crisis politica quedó servida en bandeja y se decía que la continuación de la Monarquia pendia de un hilo. De hecho el gobierno de Aznar sería el último del reinado de Alfonso XIII. Se suspendieron los comicios convocados a Cortes y Aznar anunció una nueva convocatoria electoral que se celebraría en Abril para la renovación de los ayuntamientos. Tras esta nueva convocatoria las izquierdas decidieron concurrir a esos comicios unidos en un solo bloque que aglutinaría a los partidos antidinásticos : Partido Republicano Autónomo, Radical Socialista, Liberales y Partido Socialista. Fuera de esta alianza quedará el partido comunista.

Los resultados electorales de las elecciones municipales celebradas el 12 de abril de 1931, no lograrón que ningun comunista pudiese accediese a la alcaldía, la primera trás la proclamación de la II República Española.

En cualquier caso la Agrupación participó en la preparación y desarrollo de la minifestación de jubilo que se produjo en Aguilar para festejar la llegada de la II República.

“ … las mujeres confeccionamos banderines de colores y banderas republicanas para lucir en la manifestación que se celebró en Aguilar.”

El resultado de estas elecciones desplazaba del poder por primera vez en la historia a las grandes élites del poder agrario local, a los terratenientes y oligarcas, siendo este, sustituido por gentes sencillas, jornaleros, zapateros, barberos o sastres.

La Agrupación local del partido Comunista de Aguilar de la Frontera, seguirá siendo perseguida por la policía que intenta desbaratar su organización por todos los medios asegurando que desde la caída de la dictadura, el movimiento comunista en la localidad y en la provincia ha sido el causante de todas las huelgas revolucionarias que ha habido en los pueblos cordobeses, y en la que de forma directa o indirecta se han encontrado implicados. La polícia acusará que el movimiento Comunista iniciado en el año 1921, se ha visto incrementado en su número y en su actividad a lo largo del año 1930 y que toda su táctica ha consistido en apoderarse de la masa campesina entre la que cuentan ya con una inmensa mayoría para alejarla del Partido Socialista y sus sindicatos obreros, teniendo este movimiento un existo muy importante en algunos pueblos de la provincia de Córdoba, entre los que destaca Aguilar de la Frontera. Como consecuencia directa de esta nueva acción comunista de nuevo en octubre de 1931, serán detenidos en Aguilar los principales cabecillas de la Agrupación a los que se les interviene documentación diversa.

A comienzos del año 1932, las agrupaciones comunistas de la provincia seguirán en el punto de mira de las autoridades civiles y militares que mantendrá sobre mantendrán sobre ellas una estrecha vigilancia. En el mes de enero se ordenará el cierre de todas las Agrupaciones Comunistas existentes en la provincia, entre ellas la de Aguilar de la Frontera, ejerciéndose una implacable vigilancia y detenciones entre sus miembros mas destacados.

Las Juventudes Comunistas de Aguilar de la Frontera, ubicada en la calle Barroso, número 17 se encontraba presida en el año 1933 por el camarada Antonio Pulido Jiménez. Y poseian una emisora de radio perteneciente a las Juventudes, con la cual intentaban contactar con el máximo de oyentes y afiliados afines. Esta emisora fue clausurada en más de una ocasión.

A pesar de la vigilancia y detenciones, los comunistas de Aguilar participarán en las grandes huelgas locales y provinciales llevadas a cabo a lo largo del verano de 1933. Muchos de ellos serían detenidos y encarcelados.

Con objeto de la preparación de las elecciones de 1933, la Agrupación local Comunista de Aguilar de la Frontera, envío varios escritos al Comité Electoral Central del Partido Comunista de Madrid, en las que se ponían a disposición del Partido para prestar desde esa emisora de radio, junto a la distribución desde la misma también del “Mundo Obrero” del mayor servicio al partido en la campaña electoral. Y además se solicitaba el envío de propaganda, todos los libros y literatura imprescindible para acometer la campaña electoral con las mejores garantías de éxito.

Además se realizaba una consulta al Comité Central del partido para saber y los camaradas procesados por delito de imprenta podían ser presentados en las listas electorales para concejales del Partido. En las listas a candidatos el Partido Comunista de Aguilar de la Frontera, presento a muchos camaradas que se encontraban procesados por distintos delitos, pero que no habían sido condenados.

Su protagonismo comenzará a ser importante y tenido en cuenta. Prueba de ello es la visita que una comisión local realiza al gobernador civil de Córdoba en el mes de septiembre de 1931 y en la participan dos comunistas miembros de la Agrupación Comunista de Aguilar de la Frontera, junto al alcalde José María León Jiménez y algunos concejales electos para exponerle la situación creada por la situación de paro forzoso en Aguilar de la Frontera durante el verano de ese año y el conflicto interminable que esta situación estaba provocando, pues cientos de jornaleros estaban asaltando las tiendas de comestibles y las panaderías de la localidad en busca de alguna comida con la que poder alimentar a sus hambrientas familias.

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: