AGUILAR DE LA FRONTERA (IV Parte) La dictadura de Primo de Rivera “Nación, Iglesia, Rey”.

diciembre 19, 2012

AGUILAR DE LA FRONTERA (IV Parte) La dictadura de Primo de Rivera “Nación, Iglesia, Rey”.

Autor: Rafael Espino Navarro

Solo algunos días más tarde, se celebra en Córdoba, una reunión del Comité Provincial de la Unión Patriótica, en la que eligen como presidente del mismo a José Cruz Conde. La reunión esta compuesta por la mayoría de los alcaldes de la provincia, presidentes respectivos de las Uniones Patrióticas de sus localidades. Entre ellos se encuentra también el alcalde de Aguilar. José Cruz Conde, se mantendrá en este cargo apenas un mes, ya que a comienzos de octubre, dimite y en su lugar es elegido Francisco Santolalla.

Y a finales de mes, se celebrarán unas Conferencias sobre la Unión Patriótica de nuevo en Aguilar, en el teatro Alfonso XIII, acompañadas por el Somaten local y en las que hay que destacar la participación y protagonismo de los párrocos locales Rafael Mª. Espinosa y Pedro Benítez Rasero.

Intervinieron en la misma como oradores, Juan Ramón Mora de Torres y el alcalde Vicente Romero, centrando ambos su respectivas alocuciones en los beneficios obtenidos por la nación desde que el Directorio militar tomó las riendas del país “… dirigido por el caciquismo, institución caprichosa y tirana que mirando solo a lo convencional poco le importaba sacrificar a la nación.” . Y entre vivas al caudillo Primo de Rivera, se recuerdan y defienden los principios y lemas de la Unión Patriótica “… la bandera de la Unión Patriótica tiene como todas un lema: Orden, trabajo, derecho, economía y moralidad, con cuyas armas España, ya despertada de su letargo fetal, va avanzando pronto a llegar a la cumbre triunfal.”

Continuando con la obra de modernización emprendida, a comienzos de octubre, se inaugurará la central urbana de teléfonos, que junto a la interurbana inaugurada algunos meses atrás vendrá a representar un nuevo acto de modernismo e innovación del partido único.

Entre tanto la situación laboral sigue suscitando sucesivas crisis de trabajo en Aguilar y en los pueblos de la comarca. Son cada vez mas las personas que carecen de trabajo, y se cuentan por miles los desempleados en la localidad. El problema llega a ser tan grave que las autoridades provinciales y locales han de dictar bandos en los que recogen las condiciones y normas de estricta observancia para solucionar la crisis por parte de obreros y patronos. En esta situación, en plena feria de la Rosa y continuando con las celebraciones patrióticas y los actos de exaltación nacional, se organiza un evento por la pacificación de Marruecos el último día de feria. Misa, solemne Te-Deum, en la parroquia del Soterraño en honor de las almas de los caídos que murieron gloriosamente y en honor de los que prestaron sus servicios en aquellas tierras marroquíes.

Por otra parte es lamentable la situación en la que se siguen encontrando los jornaleros a pesar de las continuas mejoras llevadas a cabo para modernizar la localidad. Estas no transcienden económicamente a la gran masa de pobres que ven como se aproxima de nuevo el duro invierno sin perspectivas de que su situación mejore. La pavimentación de las calles, la construcción de puentes, acerados y resto de obras no ocupan a todos los padres de familia que se encuentran en una situación precaria e infrahumana. La situación del obrero del campo no mejora y el numero de pobres y mendigos aumenta y solo queda el remedio de suplicar y pedir para recibir caritativamente lo que a otros les sobra. Esa navidad, la de 1927, el ayuntamiento reparte entre los necesitados “tres mil pesetas” en artículos alimenticios básicos y de primera necesidad. Mendigar y vivir de la caridad acudiendo al comedor de caridad existente, al hospital de caridad … todo, caridad.

Y a los niños pobres se les obsequio el día de los reyes magos con el reparto de juguetes tal y como era tradicional entre las clases mas pudientes. La cantidad repartida en alimentos (3.000 pesetas) y el numero de niños a los que se les repartieron juguetes de beneficencia ( más de 1.000) nos da una idea real de la verdadera situación dramática por la que atravesaban muchas familias.

Con la llegada de nuevo año, (1928) seguirán aplicándose las mismas pautas políticas y económicas, destacando si cabe las celebraciones religiosas de toda índole, vía crucis, adoraciones, manifestaciones eucarísticas, procesiones, triduos, besamanos, novenas, quinarios, tómbolas, bulas, sermones y fiestas patronales constituirán los principales actos ( encontrándose las mismas concurridas de toda una amalgama de necesitados, al ser muy común el reparto benéfico de comida en todas las manifestaciones de este tipo) y las de exaltación patriótica y apoyo a la dictadura y a la monarquía.

Aspecto de una manifestación religiosa en Aguilar en 1928

En esta misma tónica, se vuelve a organizar otra celebración social a finales del mes de enero, esta vez con motivo de la onomástica del rey Alfonso XIII. Se proyectó una función de cine a los niños de todas las escuelas en el teatro Alfonso XIII, donde posteriormente al finalizar la función se les obsequia con chocolatinas.

La actividad desarrollada por este teatro en estos años solo puede ser comparada con la desplegada por los grandes teatros de la capital cordobesa. Funciones teatrales, proyecciones cinematográficas, bailes, concursos, conciertos, conferencias, celebraciones políticas, fiestas y festejos, celebraciones en carnavales e incluso espectáculos circenses, harán que las mejores compañías del momento desfilen y actúen en su escenario, a lo largo de muchos años. Esta actividad lúdico-cultural por supuesto solo estará al alcance de las familias de más alta alcurnia y posición social. La mayor parte de la población tendrá que contentarse con poder ver a los actores y compañías a la entrada o salida del mismo, o asistir a algún acto benéfico de los muchos que en su interior se celebraron.

No obstante, el acto publico más importante de ese año, políticamente hablando, será el celebrado en septiembre con motivo de la conmemoración del quinto aniversario del régimen dictatorial. Con objeto de preparar tan magna celebración se reunirá en Córdoba el Comité

provincial de la Unión Patriótica a comienzos de ese mismo mes, donde se acuerda por la mayoría de los alcaldes de la provincia celebrar actos en conmemoración de tan gloriosa fecha, enviándose en este sentido instrucciones a los jefes locales de la Unión para que se sumen al homenaje en sus respectivas localidades y al multitudinario acto que se celebrará en Madrid.

“… hombres, mujeres, niños, pobre y ricos, el pueblo español todo, se congregará en Madrid el 13 de septiembre para entonar, enardecido por el amor patrio, el bendito himno de la paz material y espiritual; de la paz, que significa el imperio de la ley, la reparación de las grandes injusticias, la protección de los intereses legítimos, el olvido de las penas, amarguras y desdichas en cuanto no sirvan de enseñanza para que no puedan volver a torturarnos; de la paz, que debe borrar hasta las huellas de los odios y rencores, de las discordias y mezquindades, que tantos males causaron; de la verdadera paz, indispensable para alcanzar la prosperidad y grandeza que nuestra Patria merece.”

Aguilar, se sumará al homenaje celebrando una manifestación patriótica, que se inicia en el Llano de la Cruz, y recorre las principales calles de la localidad. Reúnen en la misma a los niños de todos los colegios de Aguilar y antes de comenzar la manifestación, en el Teatro Alfonso XIII, reparten entre los pobres asistentes al acto (como ya hemos dicho que era habitual de todos los actos políticos y religiosos) mil quinientas limosnas.

“Entró la manifestación en la calle Emilio Gutiérrez Cámara y ,como las demás, los balcones lucían vistosas colgaduras, predominando los colores nacionales, que servían de marco al lienzo inefable de grupos de jovencitas que las ocupaban …”

Aspecto de uno de los balcones en Aguilar de la Frontera en el recorrido de la manifestación.

Los vivas a España, al Rey y al general Primo de Rivera, eran lanzados por el alcalde y contestados por el gentío, hasta que la manifestación llegó a la Plaza de Alfonso XIII (actual Plaza de San José) a las puertas del Ayuntamiento, donde desde el balcón del mismo, el alcalde dirigió unas palabras al publico asistente.

Mientras tanto la situación se hacia del todo insostenible, el hambre acarreaba situaciones de verdadero dramatismo “ … yo he visto niños recogiendo las cáscaras y los corazones de las manzanas que los caleros de Lucena, arrojaban al suelo a su paso por las calles, para comerselas, y aprovechar las mondaduras de patata para elaborar con ellas un guiso con lo que meterse algo caliente ente pecho y espalda …”

Con mas frecuencia de lo la gente te comía los animales muertos y los vivos, antes que morir de hambre cualquier solución era valida. Como ejemplo de ello reproduzco una noticia aparecida en la prensa y a la que la alta aristocracia la hizo merecedora de dar difusión en los periódicos de la época.

A.B.C. 12 de junio de 1928

Durante todo el año 1929 la situación volvió a empeorar en el campo, contándose por miles los jornaleros afectados por la falta de trabajo en Aguilar a pesar de los repartos efectuados por las autoridades municipales para repartir y alojar en los cortijos a gran numero de ellos.

La mecanización de las fincas, comienza también a causar estragos en la reducción del numero de jornales necesarios para complementar las tareas agrícolas necesarias para el bien uso de las mismas. A lo largo de todos estos años, esta mecanización, se ira complementando y haciendo extensiva a la casi totalidad de los trabajos y alcanzo unos valores que comienzan a ser alarmantes en tanto en cuanto que se va destruyendo y devastando con su implantación un gran numero de jornales, tan necesarios para la subsistencia de los jornaleros.

Si unimos también a esta mecanización, las aparatosas tormentas sufridas en los pueblos de la comarca y en Aguilar, a lo largo del año de 1929, no nos cabe ninguna duda para poder afirmar que este año en cuanto a trabajo fue uno de los peores de todo el periodo de la dictadura.

Ante esta situación, de nuevo se vuelven a suceder hurtos y robos de productos alimenticios, sobre todo en el campo, donde con frecuencia se sustraen garbanzos, habas, paja y hierba para que el ganado no muera de hambre. Esto hará que la guardia civil y los guardas de la Comunidad de Labradores, intensifiquen sus esfuerzos de vigilancia y detengan con mucha asiduidad a los infractores de los robos, los cuales van a dar con sus huesos en la cárcel o cuartelillo local y dependiendo de la pena impuesta por el juez son trasladados a la prisión provincial,( situada en el viejo Alcazar cordobés ), donde cumplirán las penas impuestas. Son innumerables las detenciones que se producen en este año por pastoreo abusivo, por caza furtiva y por hurto de alimentos.

Como consecuencia de esta situación que al parecer es análoga al resto de pueblos de la provincia, se reúnen en Córdoba, a mediados del mes de julio los alcaldes de las cabezas de partido judiciales y el presidente de la Unión Patriótica provincial, para cambiar impresiones ante esta situación, y acuerdan celebrar en lo sucesivo reuniones en cada pueblo, comenzando por Aguilar, donde se reúnen a comienzos del mes de octubre, los alcaldes de todos los pueblos cabezas de partido, el representante de los ayuntamientos Ramón Márquez Urbano, los delegados gubernativos Rafael Padilla y Ramón Escofer, y el secretario de la Unión Patriótica provincial Cecilio Valverde Cano. Estas reuniones se celebraran también pocos meses después en Baena y Bujalance.

Tan solo una semana más tarde el alcalde de Aguilar, mantendrá una reunión en Córdoba, con el gobernador civil Ramos Camacho.

Esta situación casi insostenible, se prolongara a lo largo de todo este año, suscitando en algunos pueblos de la comarca, incluso algunos conatos de huelgas, que inmediatamente se producen son reprimidas. En Montilla, en concreto a comienzos del mes de diciembre, la situación estallará en un grave conflicto obrero, que sacará a la calle a varios de miles jornaleros en petición de trabajo.

Ante este clima y a pesar de todo este año de nuevo se vuelve a celebrar el aniversario de la gloriosa fecha del inicio de la dictadura con otro acto patriótico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: