AGUILAR DE LA FRONTERA. DESAPARECIDOS. 18 DE JULIO DE 1936.

julio 16, 2013

AGUILAR DE LA FRONTERA.
DESAPARECIDOS. 18 DE JULIO DE 1936.

Autor. Rafael Espino Navarro

A la memoria de todos los “desaparecidos”, por haberme brindado el honor de enseñarme que la libertad es el don más preciado.

La violencia y la represión desatada por los protagonistas del golpe de estado del 18 de julio de 1936 en Aguilar de la Frontera, dejó en esta localidad en los días sucesivos al alzamiento militar, un número cercano a las 150 personas asesinadas en apenas noventa días en interior del cementerio municipal, en las tapias de piedra de su parte sur y en distintos parajes alejados y ocultos de posibles miradas acusadoras. Mas de ciento veinte viudas y casi quinientos niños y niñas huérfanos,

Hoy, después de 77 años, nadie podrá ya devolverles la vida a los que la perdieron, vilmente asesinados. Ni los años de plena juventud a los que la pasaron en la cárcel o en el exilio.

Nadie …, nadie podrá ya nunca reparar el miedo … el dolor … el sufrimiento … la vejación y la humillación a la que fueron sometidas muchas personas por defender la igualdad y la libertad en una etapa política sin precedentes en este país.

Los familiares llevamos muchos años pidiendo justicia … desde el mismo día que nos dejaron esperando a las puertas de la casa. Desde ese día nuestras abuelas y nuestros padres entre gritos y dolor y sollozos, solo balbuceaban una palabra … justicia.

Hoy también nosotros, la tercera generación, levantamos la voz gritando esa misma palabra. Hacer justicia, no nos corresponde a nosotros, … aunque por desgracia llevamos años buscándola en este país y no la hemos encontrado todavía. Una justicia que repare y dignifique aún que sea tarde los perjuicios causados a cientos, miles de personas, de esta localidad.

En la búsqueda de esa justicia, jamás, he pretendido, no quiero … dar lecciones de historia, ni mucho menos imponer una determinada visión del pasado. Mi principal objetivo solo es y ha sido homenajear a aquellas personas que fueron víctimas por encima de todo, que todo el mundo las conozca…

Que todos conozcan quienes fueron, todos y cada uno de ellos, lo que significaron sus vidas en este pueblo, la historia personal que hay detrás de cada uno de esos hombres y mujeres y contribuir al reconocimiento público que toda persona merece, aún más cuando fueron víctimas de la injusticia y la barbarie, que transformo esta población en pocos días en un enorme rompecabezas.

Que todo el mundo conozca que un buen número de vecinos de este pueblo, fueron cruelmente asesinados, sin merecer dicho destino y que sus familias fueron sometidas a soportar el oprobio y la vergüenza publica de sus convecinos durante decenios de años sin ser culpables de nada.

Conocer la verdad y trasmitirla es sin ningún lugar a dudas, comenzar a hacer justicia … sin miedo ya … sin censuras, sin ocultamiento intencionado de la realidad, para poder preservar del olvido colectivo el sufrimiento y el valor de cientos de personas de este pueblo, que lo entregaron todo, recibiendo muy poco a cambio para que todos comencemos de una vez por todas a caminar con la cabeza bien alta, sin sentir ningún tipo de vergüenza, orgullos de ser quienes somos.

Y por supuesto esclarecer y dar a conocer públicamente las actividades represivas desplegadas por las autoridades militares y civiles del nuevo régimen surgido de la sublevación, durante y después de la contienda en Aguilar de la Frontera, donde durante muchos días grupos armados patrullaron el pueblo sacando a las personas de sus casas, deteniéndoles en los bares y en los campos, con cualquier pretexto.

Obligados a subir a camiones fueron llevados a lugares alejados del pueblo y despojándoles de los objetos de valor y de la documentación, eran asesinados y abandonados los cadáveres o arrojados en cunetas y fosas comunes en el interior del cementerio.

En este pueblo de poco más de 13.000 habitantes la represión a su paso dejo un reguero de dolor y de muerte inimaginable a su paso. Adolescentes, mujeres o ancianos, no respetaron, nada, ni a nadie.

Cientos de personas huidas, exiliados de por vida, que solo regresaron muerto el dictador, encarcelamientos, campos de concentración, suspensiones de puestos públicos, depuración de funcionarios, incautación de bienes y más de ciento cincuenta personas fusiladas y desparecidas – dejando secuelas vivas en cientos de familias que desconocen aún a pesar de haber transcurrido ya 77 años, donde se encuentran los restos de sus familiares.

Mucho se ha hecho en los últimos años, … pero mucho más, queda aún pendiente por hacer. Pero para ello es necesario sin duda alguna la mediación de la voluntad política, … una voluntad y compromiso real tan echados en falta en tantas y tantas cuestiones relacionadas con la determinación sincera de restaurar la verdad histórica de una vez por todas.

Pues es tiempo ya de poder transitar pacíficamente por la historia contando y demostrando la otra verdad … esa verdad enterrada y sepultada junto a sus frágiles cuerpos. Conocer y contar la verdad de los asesinatos arbitrarios, de los fusilamientos sin sujeción a proceso alguno, de los desaparecidos, de las desapariciones cometidas, … sin tópicos, sin tapujos, sin mitificaciones ni falsificaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: