CRÓNICA PRESENTACION OFICIAL PÁGINA WEB DE AREMEHISA

El pasado día 30 tuvo lugar la presentación oficial de la página web de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera (AREMEHISA), en el salón de plenos del Ilustre Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera.

En la misma intervinieron Francisco Paniagua Molina alcalde-presidente del Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera, Esteban Morales Sánchez, Vicepresidente 5º y Diputado Delegado de Desarrollo Económico de la Diputación Provincial de Córdoba, Rafael Espino Navarro, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera y Antonio Jiménez Reina, gerente de la empresa de Diseño Gráfico Seriluz.

Francisco Paniagua Molina, abrió el turno de intervenciones reconociendo la labor desarrollada por Aremehisa en la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera y dejando constancia una vez mas de que los fines de dicha Asociación, sin los fines del consistorio. Hizo un breve recorrido por los actos celebrados de forma conjunta entre ambas instituciones y se felicitó por los proyectos en marcha que la misma tiene pendientes de concluir. Destacó igualmente el acuerdo conjunto de colaboración alcanzado para el desarrollo de las mismas y muy especialmente el relacionado con la labor que dicho colectivo viene desarrollando en la localización y puesta en marcha para la exhumación de las fosas de la guerra civil. Francisco Paniagua brindó de nuevo el apoyo incondicional del Ayuntamiento a la Asociación y se felicitó por la presentación de la nueva página web, que dijo, “ … servirá para rescatar del olvido los hechos ocurridos en esta localidad con motivo de los acontecimiento acaecidos en la misma en la guerra civil y en la posguerra.”Esteban Morales en su intervención manifestó el apoyo sin reservas que la Diputación Provincial viene desarrollando desde hace algún tiempo ya en la Recuperación de la Memoria Histórica. Felicitó a la Asociación Aremehisa, por la labor desarrollada desde sus inicios y por la presentación de la página web que … “sacara del olvido a los hombres y mujeres que fueron injustamente asesinados, por la defensa de un régimen democrático, devolviéndoles la dignidad y la memoria.” Esteban Morales reiteró su apoyo personal, a si como el de la institución que representaba en todos las actividades futuras de la Asociación.

 

Seguidamente Rafael Espino Navarro, comenzó su intervención, destacando los tres objetivos que Aremehisa, se ha marcado conseguir con la puesta en funcionamiento de esta nueva página web…” difundir e informar, establecer contacto personalizado con los visitantes que a si lo deseen y rendir público homenaje y reconocimiento social a los hombres y mujeres protagonistas de un pasado no tan lejano y a la vez cercano y presente.”  

 

Espino manifestó que la nueva página web en funcionamiento (http://www.aremehisa.org.es) desde el pasado día 6 de marzo, había alcanzado ya un numero superior a las 2700 visitas, en menos de tres meses. “… la visitan desde todos los lugares de España y también desde fuera, sobre todo desde Francia, donde la colonia de descendientes aguilarenses en el exilio es numerosa y con la cual mantenemos contacto”.

 

Expresó el deseo de la Asociación de …“cumplir con una labor social y humanitaria facilitando a través de la página la información demandada por sus visitantes a la vez desde la misma se rinde homenaje y reconocimiento público en las secciones de microbiografias y fotos de represaliados, diseñadas y dedicadas expresamente a lograr ese fín”. Finalizó su intervención agradeciendo al Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera y a la Diputación Provincial de Córdoba la colaboración y ayuda prestada para la puesta en marcha y el desarrollo de la página. Igualmente tuvó palabras de agradecimiento y elogio para la empresa encargada de materializar el proyecto “Seriluz S.L.” y para el diseñador de la página Manolo López “Chivata”.

 

“… pusimos encima de su mesa una idea, una ilusión y ellos han sido capaces de transformarla y materializarla físicamente en la página, que todos podemos ver hoy”.Seguidamente tomó la palabra Antonio Jiménez Reina, quien informó de los detalles técnicos del proyecto.

Manifestó haberse sentido cautivado con la realización de este proyecto y agradeció la confianza depositada por la Asociación en su empresa.

Con un recorrido virtual por los contenidos de la página web, se dió por finalizado el acto.

 

 

 

La Consejería de Presidencia libra 40.000 euros para la fosa común
La falta de fondos paralizó las excavaciones iniciadas en el cementerio municipal

Diario de Sevilla/R. P.| 28.05.2008

La Consejería de Presidencia ha dispuesto un presupuesto de 40.000 euros para proseguir con las excavaciones de la fosa común de la Guerra Civil descubierta recientemente en el cementerio municipal de Puebla de Cazalla, donde la Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHyJA) y el colectivo de familias implicadas en el rescate de los cadáveres habían denunciado la paralización de los trabajos al agotarse las ayudas públicas.

El comisario por la Memoria Histórica de Andalucía, Fernando Soto, informó que pese a que las competencias relativas a esta materia están siendo transferidas desde la Consejería de Presidencia a la Consejería de Justicia y Administración Pública, el departamento de Gaspar Zarrías ha dispuesto una partida de 40.000 euros para proseguir las excavaciones iniciadas en el cementerio.

Soto recordó que la concesión de ayudas “tardan un poco” porque “los funcionarios no tienen el dinero en el cajón”. En ese sentido, consideró que con estos 40.000 euros las excavaciones de esta fosa pueden continuar “hasta el final”, si bien creyó que la primera parte de la intervención resultó “carísima”.

¿CUANTO VALE UNA LEY?

mayo 26, 2008

¿Cuánto vale una ley?

La cámara de comercio de Sevilla quiere ponerle precio a la implantación de un apartado de la llamada Ley de Memoria Histórica. Dicha ley prevé eliminar de nuestras calles, plazas y avenidas los símbolos fascistas, entre ellos el nombre de las calles que la cruel dictadura franquista ofreció en forma de homenaje a todos aquellos que participaron o fueron colaboradores o contribuyeron al golpe fascistas del 36, aquel que hundió a España en una larga y cruel dictadura durante 40 años. Una dictadura que conculcó los mas elementales derechos sociales, económicos, y políticos del que este país se dotó con la II República; que cometió contra un pueblo indefenso y vencido las mayores barbaridades en cuanto a violaciones de derechos humanos, como torturas, asesinatos extrajudiciales, desapariciones forzadas, expolio de bienes, exilio obligatorio, robo de niños en las cárceles de mujeres, etc, etc. Setenta años después de finalizada la guerra civil, una ley, aprobada por un gobierno socialista nace para dar respuesta a una necesidad social: la de conocer la verdad de los hechos que rodearon la represión franquista y reparar así las injusticias al que este país ha sometido por sistema a las víctimas de esa dictadura, osea, a los vencidos. Una de estas injusticias ha sido y es todavía la de tener que soportar la ofensa que supone para muchos de los familiares de esas víctimas pasear por calles y plazas de nuestra ciudad que se llaman “General García de la Herranz”, “General Godet” (ambos militares golpistas), “Carrero Blanco” (ministro franquista), Avenida Pío XII ( papa católico que apoyó el golpe de estado del 36), “Ruiz de Alda” (cofundador del partido Falange), y una larga lista, hasta un total de 62 nombres. Pero ahora que el ayuntamiento está dispuesto a hacer cumplir una ley, la Cámara de Comercio dice que hay que estudiar “el impacto económico que supone para el comercio el cambio de nomenclatura de estas calles, sobre todo teniendo en cuenta la situación de crisis económica actual”. Yo no me creo que a estos señores solo les molesten los euros a pagar. Es una simple excusa, que oculta una ideología determinada, ideología que preferiría que las cosas se queden tal como están, o mejor dicho, tal como estaban hace 40 años. Ante esta falta de sensibilidad, yo, como familiar de victima afectada por la implantación de dicha ley, les envío desde estas líneas un mensaje a los representantes de la Cámara de Comercio: señores, Sevilla debe estar limpia no solo de basura y contaminación, también queremos las calles de nuestra ciudad limpias de nombres de indeseables que nos recuerdan épocas bárbaras y por suerte pasadas. Y eso no tiene precio, para suerte de muchos y desgracia de pocos.

 

Paqui Maqueda Fernández.

Familiar de victimas del golpe de estado del 36.

Un informe eleva a tres el número de fosas de la Guerra Civil en el cementerio

Los trabajos de georradar localizan un segundo enterramiento colectivo que podría albergar entre 100 y 150 cadáveres · El colectivo Aremehisa prevé exhumar los cuerpos y ya está analizando cómo hacerlo

M. Ángeles Costa | Actualizado 26.05.2008 – 11:12

Un nuevo informe técnico, elaborado tras una segunda prospección con georradar realizada en el cementerio de Aguilar de la Frontera, ha confirmado la existencia de otras dos fosas comunes repletas de cadáveres de fusilados durante y después de la Guerra Civil, lo que eleva hasta tres el número de enterramientos colectivos localizados. A través de este último documento, que ha recibido la Asociación Local para la Recuperación de la Memoria Histórica (Aremehisa), como promotora de la iniciativa, se confirma que, junto a la zanja encontrada de unos 30 metros de largo por unos 2,50 metros de profundidad y algo más de dos metros de ancho, existen otros dos enterramientos más.

En concreto, el georradar ha revelado que existe una segunda fosa de dimensiones parecidas a la primera, aunque la longitud podría ser algo inferior, entre 22 y 25 metros aproximadamente, sin que se haya podido determinar con exactitud este dato “por el tipo de terreno que es arcilloso y el material de relleno existente en el mismo”, según afirmó el presidente de Aremehisa, Rafael Espino. No obstante, Espino sostiene que la previsión de cadáveres que, según los técnicos, podría haber en su interior es de entre 100 y 150. Según el presidente de la asociación aguilarense, una vez localizadas estas dos fosas, que se sitúan contiguas, “acotaremos el terreno, delimitando una zona de unos 60 metros de largo por unos tres metros de ancho”.

La tercera fosa común, también confirmada por el georradar, se ubica dentro del camposanto aguilarense pero en un lugar distinto a las dos anteriores y, además, sería de unas proporciones mucho menores ya que se prevé que albergue de cuatro a seis cuerpos. Según Rafael Espino, junto a esta tercera zanja es donde, “según hemos conocido a través de un nuevo testimonio oral recogido en el documental que estamos rodando, podría localizarse una cuarta fosa común, que también tendremos que confirmar”.

Aremehisa tiene prevista la exhumación de los cadáveres que se encuentren en los enterramientos. Para ello, ya ha iniciado los trámites que le permitan realizar las excavaciones a través de campos de trabajo con voluntarios de carácter local, nacional e incluso internacional. La asociación local para la recuperación de la memoria histórica cuenta con el apoyo del Ayuntamiento y, próximamente, se reunirá con el comisario para la Recuperación de la Memoria Histórica de la Junta de Andalucía con quien abordará la financiación del proyecto.

Otra alternativa que, según Espino, también está barajando el colectivo es proceder a la exhumación de los cuerpos a través de un taller de empleo de recuperación de fosas comunes solicitado por el Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera. No obstante, “iniciaremos los trabajos con la opción que se concrete antes”, apuntó el presidente de Aremehisa, quien mantiene que las tareas de excavación se desarrollarán durante los meses de verano. La asociación dispone de una página web (http://www.aremehisa.org.es), que presentará el próximo 30 de mayo, donde facilitará todo tipo de información sobre la Guerra Civil y la represión en Aguilar.

El próximo día 30 de mayo (viernes) a las 8 de la tarde en el Salón de Plenos del Ilustrea Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera, tendrá lugar la presentación oficial de la página web de AREMEHISA.

AREMEHISA, (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera) (Córdoba), ha comenzado el rodaje del documental “La Memoria Rescatada”.

 La primera fase del mismo consistente en el rodaje de testimonio orales de los protagonistas directos de los acontecimientos ocurridos en esta localidad en los años de la guerra civil y la posguerra ha finalizado satisfactoriamente.

 AREMEHISA, prevee terminar la segunda parte de las grabaciones a finales del presente mes de Mayo, para proseguir con la realización del mismo a lo largo de todo el mes de junio.

 La presentación del documental “La memoria Rescatada” se realizará en el mes de Agosto, coincidiendo con la entrega del II “Premio a la Memoria Histórica José Maria Léon”, que este año ha recaido en el historiador córdobes Francisco Moreno Gómez.  

La excavación de una fosa común sevillana está pendiente de la Junta

LIDIA JIMÉNEZ – Sevilla – 12/05/2008

Las víctimas de la Guerra Civil se han vuelto a enterrar en La Puebla de Cazalla. Los antropólogos, arqueólogos e historiadores que trabajaban en las dos fosas comunes del cementerio de este pueblo, ubicado a 68 kilómetros de Sevilla, han cogido sus herramientas y se han marchado.Alfonso Yerga, director del Centro de Estudios Andaluces, aportó el pasado 19 de abril cifras sobre el mapa de la represión franquista en Andalucía: “50.000 andaluces desaparecieron; se hicieron 600 fosas comunes, con 37.000 víctimas”.

El socavón que se hizo en 1936, al que según los expertos se pudieron arrojar hasta 200 cuerpos, desapareció bajo tierra hace una semana. Se acabó el dinero de la subvención. Desde la Junta, la respuesta no consuela a los familiares: “Hay que esperar”. Manuel España Gil era jornalero de Lantejuela (Sevilla), tenía 28 años y su mujer estaba embarazada. Le gustaba tocar la guitarra. El 17 de septiembre de 1936 le montaron en un camión y, junto con seis hombres más, le asesinaron por la espalda. Su cuerpo fue arrojado a una de las fosas excavadas en la parte trasera del cementerio de La Puebla de Cazalla. Con los años, el lugar se fue llenando de basura, restos de flores y deshechos. Y debajo, los muertos.

La nieta de España, Mari Carmen, lleva tres años luchando para “abrir este agujero, sacar sus restos y darle un entierro digno”. Hablaba desde la fosa, pala en mano, el pasado 15 de abril. En el mismo lugar, el grupo científico Aranzadi analizaba uno de los 17 cadáveres encontrados hasta ahora y pendiente de identificación. Llevaban un mes de trabajo y los familiares de las víctimas hablaban de esperanza, emoción y justicia. “Aquí puede haber hasta 200 personas”, calculaba entonces Jimmi Jiménez, antropólogo y responsable del equipo.

El Gobierno central, a través del Ministerio de Presidencia, aportó 40.000 euros para este proyecto a principios de año. Ya no queda nada. Ahora la Junta de Andalucía debe decidir si ayudará económicamente a las exhumaciones. A eso se comprometió el comisario de Recuperación de la Memoria Histórica, Fernando Soto, hace 20 días. “Vino hasta aquí y nos dio su palabra”, confía España. “Que nos den lo que buenamente puedan”, se conforma Paqui Maqueda, secretaria de la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (AMHyJA).

El comisario pide disculpas: “Las competencias para la memoria histórica se han centralizado recientemente en la Consejería de Justicia [antes se dividían entre Presidencia y Justicia]. Hay nuevos nombramientos y todo está en proceso de cambio. Esto va para un mes o dos por lo menos”.

Alfonso Yerga, director del Centro de Estudios Andaluces, aportó el pasado 19 de abril cifras sobre el mapa de la represión franquista en Andalucía: “50.000 andaluces desaparecieron; se hicieron 600 fosas comunes, con 37.000 víctimas”. Para Mari Carmen España y los más de 20 familiares que se acercaron a escuchar el compromiso de Fernando Soto, la espera es “dolorosa”. No entienden de burocracias: “No podemos olvidarnos ni un solo día que nuestros familiares están ahí abajo”.

El sevillano Antonio Ojeda, cirujano traumatólogo, también perdió a sus familiares. “Mi tío, Juan Moreno Sánchez, fue la primera víctima en Cazalla y otro tío, Juan Fernández Alías, fue enterrado vivo tras cavar parte de la fosa”. Ojeda no puede, ni quiere, olvidar. “A uno lo asesinaron porque su suegro era el primer secretario del PSOE en Cazalla. Era alcalde del pueblo cuando comenzó la guerra”, se enfada. “Vamos, que le mataron únicamente porque era socialista”, critica. “Y el otro ni siquiera tenía que ver con la política”, remata.

El pasado 14 de abril, Paqui Maqueda, de AMHyJA, hizo una petición: “Hago un ruego a la Junta para que se haga responsable de las exhumaciones. Es cierto que trabaja mucho para la recuperación de la memoria histórica pero no parecen partidarios de abrir las fosas”. Soto considera que la responsabilidad no es enteramente suya, pero sentencia rotundo: “Si no nos dan el dinero, yo soy el primero que me voy”. El comisario hace hincapié en la complejidad del asunto: “Primero, hay que saber organizar las subvenciones y segundo, hay que contar con el apoyo de los Ayuntamientos. Muchos alcaldes no quieren firmar ningún convenio para que la gente del pueblo no les diga luego: ‘¿Qué pasa? No tenemos ni alcantarillas y das el dinero para otras cosas?”. Soto reconoce que “los cálculos de gasto en estos proyectos son ilusorios”. El responsable de las exhumaciones de Cazalla y técnico del grupo científico Aranzadi, Jimmi Jiménez, está de acuerdo: “Nosotros abrimos y no sabemos exactamente qué nos vamos a encontrar. A veces, debajo de un brazo, aparecen seis cráneos. Esto significa más trabajo, más tiempo y más dedicación”.

Cuánto cuesta exhumar cada cadáver es difícil de precisar. “Hay que sumar el coste de herramientas, las cajas para los huesos, las dietas de los trabajadores, el alquiler de las carpas, algunas excavadoras, el georadar”, explica Jiménez.

Y cada vez van apareciendo más testimonios y se producen nuevos hallazgos. Según el comisario para la Recuperación de la Memoria Histórica, hay cuatro proyectos “apalabrados”, además de La Puebla de Cazalla y las fosas de Málaga, “donde puede haber 2.000 personas”. Y son: El Marrufo (Jerez de la Frontera); Benamahoma (Cádiz); Aguilar de la Frontera (Córdoba) y La Palma del Condado (Huelva).

España sigue en la lucha. Y se solidariza con otros. El miércoles pasado se desplazó con los miembros de Aranzadi y otras asociaciones a Marchena (Sevilla). Había testimonios de otra posible fosa. Se pasó el georadar. “Hay cadáveres ahí”, fue la conclusión de los expertos. “Pero no sabemos si habrá dinero para excavar”, duda España.

Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía

Comienzan los trámites para exhumar los restos de la fosa común con fusilados

La asociación Aremehisa realizará los trabajos con campos de voluntarios locales, nacionales e internacionales durante los meses de julio, agosto y septiembre

M. Ángeles Costa, Aguilar de la Frontera | Actualizado 07.05.2008 – 05:01

zoom

Un hombre realiza trabajos en el camposanto aguilarense.

Una vez confirmada la existencia en el cementerio de Aguilar de la Frontera de al menos una fosa común con fusilados de la Guerra Civil, la asociación local para la recuperación de la memoria histórica Aremehisa no ha querido perder tiempo y ya ha iniciado los trámites para proceder a la exhumación de los cadáveres. Así, según el presidente del colectivo, Rafael Espino, ya se ha presentado en el registro de entrada del Ayuntamiento la solicitud oficial para sacar a la luz los cuerpos, así como la petición de todos los permisos necesarios para ello.

La idea de Aremehisa es comenzar las tareas de exhumación a principios de julio mediante campos de trabajo con grupos de voluntarios locales, nacionales e internacionales, que se irían relevando quincenalmente hasta mediados de septiembre. Para conseguir el apoyo altruista de estas personas, sobre todo de las de procedencia nacional e internacional, desde la asociación ya se han puesto en contacto con la ONG Servicio Civil Internacional, con sede en Madrid. En cuanto a la dirección técnica, desde la asociación se ha pedido presupuesto al Instituto de Ciencias Aranzari, que aportaría un antropólogo y un arqueólogo.

No obstante, si el coste de sus honorarios resultasen muy elevados, “tendríamos que realizar sus tareas también con voluntarios”, afirmó Espino. Además, el equipo de personas que trabajaría voluntariamente en la exhumación se completaría con un abogado y un psicólogo -que aportaría la asociación-, un coordinador de los trabajos y otros cinco arqueólogos, por lo que el número total alcanzaría entre 30 y 32 personas.

Según Espino, Aremehisa ya cuenta con el compromiso municipal para asumir los gastos de alojamiento del equipo de trabajo, mientras que para la manutención y el resto del gasto se intentará alcanzar un acuerdo con la Junta de Andalucía. Durante la jornada de ayer, la empresa Condor Georadar llevó a cabo nuevas prospecciones en el camposanto aguilarense para localizar una segunda fosa, que se uniría así a la ya encontrada. Y es que, según el testimonio de Manuela Molina, de 88 años, que fue testigo presencial en su adolescencia de los fusilamientos, en el cementerio de Aguilar existirían dos enterramientos colectivos, que se situarían contiguos.

Un primer informe determinó la existencia de una zanja de 30 metros de largo por 2,5 metros de profundidad y, en unos días, se espera el documento que certifique la existencia de la segunda fosa con sus dimensiones. Además, a estas dos zanjas, en las que se prevé que reposen entre 100 y 150 cuerpos, se podría unir una tercera, pero ubicada en un lugar diferente de cementerio, donde se presume que se encuentren otros seis cadáveres más.

 FRANCESC TORRES: “ES VERGONZOSO QUE AÚN HAYA TANTAS VÍCTIMAS EN LAS CUNETAS”
nada

Se acercó al dolor de la guerra civil fotografiando la exhumación de una fosa común en Villamayor de los Montes (Burgos). El libro que lo recoge, Fosca és l’habitació on dormim (Ed. Actar), da nombre a la jornada de reflexión y debate que el KRTU (Cultura, Recerca, Tecnologia, Universals) ha organizado sobre la recuperación de la memoria y su representación.

el Periódico.com/Carme Escales/
6-05-2008

–¿Por qué es oscura la habitación donde dormimos?
–Porque nos falta memoria histórica y eso es oscuridad como la que hay en una tumba. Es la oposición a la luz del conocimiento.

–¿La amnesia histórica de la que usted habla es falta de valentía?
–Falta de valentía y de coraje político, y más por parte de las izquierdas que de las derechas.

–¿Qué nos falta saber?
–Que, como en toda guerra, hubo muertes en ambos bandos, pero unos tenían razón y los otros no. Durante 40 años fuimos reprimidos, pero es que aún hoy, los libros de historia tocan de puntillas el tema de la guerra. En este país, muy poca gente tiene interés en saber más. Parece que la historia de España haya empezado el año 82 o con la transición. No se afrontan emocionalmente ni el franquismo ni la posguerra. Y en definitiva todos somos consecuencia de lo que pasó hace 70 años.

–Al menos, los familiares de las víctimas ya pueden enterrarlas.
–Es la única manera que tienen de cerrar ese capítulo, saber dónde están y enterrarlas con un mínimo de dignidad.

–¿Han podido pasar página los testimonios de su libro?
–Sí, la exhumación les sirvió a los familiares para perder el miedo a explicar lo que de verdad pasó.

–¿Hay muchos cuerpos perdidos?
–Unos 35.000. Es vergonzoso que aún haya tantas víctimas en las cunetas.

El Consistorio facilitará la exhumación de los fusilados de la fosa del cementerio

La asociación local para la recuperación de la memoria histórica iniciará en los próximos días una segunda prospección para intentar localizar otro enterramiento

M. Ángeles Costa, Aguilar de la Frontera | Actualizado 30.04.2008 – 10:21

zoom

Trabajos de prospección con georadar en una zanja del cementerio aguilarense.

El Ayuntamiento de Aguilar no va a poner ninguna objeción a las decisiones que la Asociación Local para la Recuperación de la Memoria Histórica (Aremehisa) adopte en torno a la fosa común con fusilados de la Guerra Civil localizada en el cementerio. “Los objetivos de la asociación son los del Ayuntamiento, que apoyará y facilitará el cumplimiento de las decisiones que el colectivo y los familiares adopten en torno a la fosa encontrada, cumpliendo siempre lo que la ley diga al respecto”. Así de rotundo se expresó ayer el concejal de Cultura, Francisco Juan Martín (PSOE), quien despejaba dudas sobre la postura que adoptará el Consistorio con este asunto. “El Ayuntamiento no se va a oponer a la exhumación si eso es lo que decide la asociación”, agregó.

De hecho, Martín recordó que los trabajos de prospección con georadar llevados a cabo en el camposanto aguilarense para encontrar las fosas se van a financiar con una subvención de 1.500 euros que se entregará a Aremehisa. Además, el concejal de Cultura señaló que se respetará la zona donde se ha encontrado la zanja “delimitándola como un lugar de memoria”, sin que sobre ella se realice ningún tipo de intervención u obras “a no ser que sean para dignificarla”.

Una vez que el informe técnico emitido por la empresa Cóndor Georadar ha certificado la existencia de una fosa, desde la asociación local para la recuperación de la memoria histórica se realizará en los próximos días una nueva prospección en el terreno contiguo al examinado para intentar localizar un segundo enterramiento colectivo que existía, según Manuela Molina, testigo presencial de los fusilamientos. De hecho, ha sido el testimonio de esta mujer de 88 años el que ha proporcionado la información para llegar a detectar la zanja ahora encontrada que, según el informe, tendría 30 metros de largo y 2,5 de profundidad. No obstante, según recuerda Manuela, la segunda fosa estaría contigua y en paralelo a la actual y sería de unas dimensiones algo inferiores. A través de otro testimonio directo, Aremehisa tiene constancia de otro enterramiento común, aunque en una zona diferente del cementerio, “donde según parece se encuentran los restos de al menos otros seis fusilados”. No obstante, el colectivo empleará el georadar para confirmarlo.

Según el presidente de Aremehisa, Rafael Espino, la idea es “exhumar los cadáveres”, si bien, tendrán que mantener una reunión con los familiares y el propio Consistorio para adoptar una decisión consensuada. En la fosa localizada podrían reposar los cadáveres de entre 100 y 150 personas, de los que 14 se corresponderían con los de vecinos de otras localidades: diez de Monturque, uno de Puente Genil, uno de Montemayor y dos de Fernán Núñez.