SR. ALCALDE PRESIDENTE DEL ILUSTRE AYUNTAMIENTO

DE AGUILAR DE LA FRONTERA (CÓRDOBA)

 

 

 

AREMEHISA

(Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera)(Córdoba)

 

S O L I C I T A

 

 

amparándonos en la Ley de Memoria Histórica que se acuerde y apruebe en pleno la creación de una Comisión Municipal para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera que realice un estudio preliminar que permita la realización de un censo del callejero urbano para proceder a “el cambio de nombres de calles y la retirada de símbolos que hagan referencia al franquismo y a los años de represión de la dictadura”, si es que alguno de ellos existe aún en esta localidad.

 

Según la Ley 52/2007, de 26 de diciembre (Ley de la Memoria Histórica), que entró en vigor el día 28 de diciembre de 2007 en su artículo 15.1 establece lo siguiente:

 

Artículo 15. Símbolos y Monumentos Públicos

 

Las Administraciones Públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura. Entre estas medidas podrá incluirse la retirada de subvenciones o ayudas públicas.

 

 

 

La única excepción que se establece al respecto es cuando las menciones sean de estricto recuerdo privado, sin exaltación de los enfrentados, o cuando concurran razones artísticas, arquitectónicas o artístico – religiosas protegidas por la Ley, circunstancias que no concurren en este caso.

 

Son simbología franquista todos aquellos símbolos que se utilizaron para identificar de forma masiva a este régimen y a las personas e instituciones relacionados con él y marcaban la apropiación simbólica de lugares emblemáticos como pueden ser las calles y plazas públicas.

 

Estos símbolos, insignias, escudos, placas, menciones y objetos han sido y están siéndo eliminados o cambiados en la totalidad de los pueblos y ciudades de España por imperativo de la Ley.

Con esta medida AREMEHISA entiende que esta corporación da un paso más adoptando esta iniciativa que dará cumplida y definitiva respuesta a las demandas de los ciudadanos, planteadas tanto en el ámbito político local como a través de esta Asociación.

Entendemos que se trata de una nueva petición legítima y justa, que nuestra ayuntamiento democrático, en el marco de la Ley, no puede dejar de atender.

 

Aguilar de la Frontera a 29 de julio del 2008.

 

 

 

 

Coordinadora de Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucia

Coordinadora de Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía

CAMHA (Coordinadora de Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía)

, celebrará el próximo día 31 de Julio una reunión oficial de urgencia con la Consejera de Justicia y Administración Pública de la Junta de Andalucía en Sevilla.
En la misma CAMHA desea para trásladarle y hácerla conocedora de la problematica actual con la que e encuentran las Asociaciones de Memoria Histórica en nuestra comunidad autonomica.
Tras la marcha del comisario de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía, el Sr. Fernando Soto, toda la politica memoralística y los proyectos emprendidos o en fase de ejecución, hasta la fecha han sufrido un notable parón y un retraso administrativo y económico por parte de la Junta de Andalucía.
Este colectivo al cual esta Coordinadora representa quiere trásladarle nuestras expectativas de futuro, nuestros problemas y éxponerle nuestra voluntad de acuerdo en la busqueda común de soluciones. 
 
      
 

II PREMIO A LA MEMORIA HISTÓRICA “JOSÉ MARIA LEÓN”

 

 

 

 

 

 

 

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera (Córdoba) AREMEHISA, ha concedido el II Premio a la Memoria Histórica “José María León” al historiador FRANCISCO MORENO GÓMEZ.

 

AREMEHISA, celebra este año la II edición del premio queriendo distinguir y reconocer con la entrega de este galardón la labor del profesor Francisco Moreno Gómez, a toda una vida dedicada al estudio de la guerra civil y la posguerra.

 

… gracias a su prolongada labor de investigación Córdoba, es sin duda una de las provincias de España, que de forma mas detallada y completa cuenta hoy con el estudio de la guerra civil. Su famosa triologia La República, La Guerra Civil y la posguerra en Córdoba lo convierten en la máxima autoridad en esta materia en la provincia cordobesa.La entrega del II Premio a la Memoria Histórica “José Maria León”, se celebrara el próximo día 2 de Agosto (sábado), en el Salón de Plenos del Ilustre Ayuntamiento de Aguilar de la Frontera (Córdoba) en Plaza San José nº l, a las 20:30 horas.

 

 

 

 

 

“A la España que pudo haber sido y no fue, t a ka democracia de 1931, truncada, antes que por la guerra, por lo que fue previo a ella; el golpe militar de 1936, chispa incendiaria que desencadenó la ruina, el dolor y la muerte. Golpe militar absolutamente injustificado e injustificable, auspiciado por el cuartel, el casino y la sacristía”.

 

 

Fco. Moreno Gómez

BONO Y LA MEMORIA HISTóRICA DEL CONGRESO
A los cuadros franquistas del Congreso no les afecta la Ley de Memoria Histórica

Bono rechaza retirar las imágenes de tres presidentes de las Cortes como pedía el senador del PNV Iñaki Anasagasti

ADN.es, Europa Press, 16 de julio de 2008

El presidente del Congreso, José Bono, aduce, ante las peticiones que ha recibido para retirar los cuadros de los tres presidentes de las Cortes franquistas que se exhiben en la Cámara Baja, que estas imágenes no están afectadas por la conocida como Ley de Memoria Histórica, aprobada a finales de la pasada legislatura.

Así lo asegura Bono en una carta que remitió el pasado 9 de julio al senador del PNV Iñaki Anasagasti, en respuesta a otra misiva que éste le hizo llegar reclamándole la retirada de los retratos franquistas de la Galería de Presidentes del Palacio de la Carrera de San Jerónimo, una petición que también le planteó el diputado de ICV en el Congreso, Joan Herrera.

En su carta, el presidente del Congreso no dice abiertamente si va a proceder a retirar o cambiar de ubicación los cuadros de los tres presidentes de las Cortes franquistas, tal y como le comunicó a Herrera que estaba estudiando, pero sí deja claro que estas imágenes “no están afectadas” por las disposiciones que recoge la Ley de Memoria Histórica.

Esta petición se planteó una vez aprobada la citada normativa, cuando la Presidencia del Congreso la ocupaba Manuel Marín, y volvió a retomarse tras el incidente acaecido en sede parlamentaria el pasado junio, cuando Bono reprendió a uno de los asistentes a un encuentro con ex represaliados del franquismo por exhibir la bandera republicana.

En su carta, el presidente del Congreso deja claro a Anasagasti su “rechazo y desprecio” hacia todo tipo de dictadura, “especialmente para la que estuvo sostenida con las armas contra el propio pueblo español”, recalcando que jamás podría situarse “en equidistancia entre quienes representan valores y principios democráticos y quienes han defendido la dictadura”.

“Los símbolos llegan y se van”

Eso sí, Bono da a entender que no retirará los cuadros de Esteban Bilbao, Antonio Iturmendi y Alejandro Rodríguez Valcárcel porque “la Historia constituye para cualquier pueblo un compendio de aciertos y errores que sirven como referencia para modelar el futuro”. Y, añade, que mientras lo bueno se convierte en un modelo para ser emulado, “lo malo es una alerta para no revivir etapas superadas”.

“Los símbolos llegan y se van con cada etapa de la Historia -sostiene-, sin que por ello la misma se desdibuje o pierda vigencia. Los humanos siempre procuraremos crear los signos que nos recuerden lo bueno, como también procuraremos liberarnos del lastre de aquello que nos confronte con lo malo o con nuestras equivocaciones”.

“Debería estar en el Museo del Horror”

Recibida esta misiva, el senador peneuvista le responde con otra carta, en la que considera que en el Congreso de los Diputados no puede haber un espacio para “un sinvergüenza como Esteban Bilbao” y en la que rechaza el argumento de la Ley de Memoria Histórica esgrimido por Bono.

“Aquí no se trata de ninguna ley, sino de decencia política, y así como en el Parlamento vasco no puede haber nunca un cuadro de Josu Ternera, en ese templo de la democracia que presides, no puede haber un espacio para un personaje como Bilbao, firmante de cientos de penas de muerte”, le replica.

“¿Es admisible que un sinvergüenza de esa categoría adorne una de las paredes de esa casa y pueda estar colgado en la misma galería en la que, en su día, lo estarás tú?”, le plantea Anasagasti, quien apunta que Bilbao debería estar “en el Museo del Horror, no banalizando lo que hizo”.

DESAPARECIDOS

julio 14, 2008

DESAPARECIDOS
nadaJulián Casanova, historiador

El País 10/7/2088 Tribuna de Opinión

Desaparecido fue el eufemismo con el que se denominó a las víctimas del terrorismo de Estado planificado y puesto en marcha por la dictadura militar en Argentina entre 1976 y 1983. El término desaparecido ya lo había definido uno de los golpistas del 24 de marzo de 1976, el general Rafael Videla, en respuesta a las primeras indagaciones y presiones internacionales sobre la represión: “Mientras sea desaparecido no puede tener ningún tratamiento especial, es una incógnita, es un desaparecido, no tiene entidad, no está ni muerto ni vivo, está desaparecido”.

Cuando la dictadura cayó, la lucha por la información, la verdad, la petición de justicia y el rechazo del olvido se convirtieron en señas de identidad de la transición a la democracia. Tres décadas después, esa dictadura de apenas siete años aparece ya como uno de los más destacados ejemplos de terrorismo de Estado de la historia, de “masacres administradas”, como las llamó Hanna Arendt. Casi 30.000 desaparecidos, apropiación de niños nacidos en cautiverio, creación de más de 300 centros clandestinos de detención, tortura y asesinato. Hoy existen numerosas pruebas incontrovertibles frente a aquel exterminio que pretendía no dejar ninguna.

La referencia a la dictadura argentina viene ahora a cuento porque el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón acaba de solicitar al Gobierno español un informe sobre los desaparecidos durante la Guerra Civil y la dictadura de Franco. Desaparecido en España no puede tener el mismo significado que en Argentina, porque en la dictadura argentina nunca hubo ejecuciones oficiales, todas eran clandestinas, y los cadáveres fueron enterrados en cementerios sin ningún tipo de identificación, quemados en fosas colectivas o arrojados al mar.En España, sin embargo, la mayoría de las 100.000 personas que se llevó a la tumba la violencia militar y fascista durante la guerra y de las 50.000 que fueron ejecutadas en los 10 años que siguieron al final oficial de la guerra, durante la paz incivil de Franco, están identificadas, tienen nombres y apellidos y, aunque con muchas anomalías y falseamientos sobre las causas de la muerte, constan en los registros civiles de cientos de localidades que han sido rastreados por los historiadores.

De lo que se trata ahora es de conocer las circunstancias de la muerte y el paradero de otras miles de personas a las que nunca se registró, abandonadas por sus asesinos en las cunetas de las carreteras, en las tapias de los cementerios, en los ríos, en pozos y minas, o enterradas en fosas comunes. El número de víctimas sin registrar, desaparecidos, puede llegar, como mucho, a 30.000 en toda España, paseados casi todos en los primeros meses de la guerra, en el verano y otoño de 1936, o en las semanas que seguían a la ocupación de las diferentes ciudades por las tropas franquistas, desde Málaga a Madrid, pasando por Barcelona o Valencia. Asesinados sin procedimientos judiciales ni garantías previas hubo también miles en la zona republicana y aunque a casi todos ellos se les registró y rehabilitó después de la guerra, las excepciones a esa regla merecen también ser conocidas.El Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero debería prestar atención al requerimiento del juez Garzón y crear una Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas por la violencia política durante la Guerra Civil y la dictadura de Franco. Esa comisión tendría que reunir la información ya elaborada por numerosos estudios, coordinar las investigaciones que sobre ese tema se están llevando a cabo en la actualidad y organizar una agenda de investigación sobre los hechos todavía inexplorados y las personas sin localizar.Las dificultades técnicas para alcanzar ese objetivo van a ser muchas, aunque las más serias procederán, una vez más, de la política. Mariano Rajoy y algunos medios de comunicación le recordarán a Rodríguez Zapatero, como ya hicieron en los últimos años, que, con todos los problemas que tenemos, desde el terrorismo a la crisis económica, pasando por las amenazas a la unidad o a la lengua de España, el Gobierno no puede dedicarse a tonterías como la memoria histórica o la investigación sobre miles de desaparecidos en épocas del pasado ya superadas. Al Gobierno, por otro lado, el asunto le resulta incómodo. Varios meses después de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica, nadie ha movido un dedo ni siquiera para cambiar los nombres de las calles dedicadas a los militares golpistas o a dirigentes fascistas.Más de 30 años después del final de la dictadura de Franco, el Estado democrático, sus principales responsables e instituciones, no quiere gestionar ese pasado de violencia y muerte, ni está interesado en tomar decisiones sobre políticas públicas de memoria y educación. Al parecer, hay historias que vale la pena conmemorar desde el presente, convertirlas en mitos nacionales, como la llamada Guerra de la Independencia de 1808, y otras que resulta mejor olvidar.

Julián Casanova es catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza.

Las asociaciones de memoria histórica unen sus fuerzas

Los grupos que trabajan en las fosas piden más recursos

REYES RINCÓN – Sevilla – 12/07/2008

 

Gracias, tu voto:
Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible

Resultado Sin interésPoco interesanteDe interésMuy interesanteImprescindible 6 votos
Imprimir   Enviar

Seis asociaciones andaluzas de memoria histórica se han unido en una sola para aunar esfuerzos ante lo que creen la “ausencia de voluntad política” de la Junta para asumir la responsabilidad de las exhumaciones de fosas comunes. La Coordinadora de Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía nació el pasado sábado en una reunión celebrada en Aguilar de la Frontera (Córdoba) y a ella se han adherido la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (Amhyja), las asociaciones locales de Aguilar, Marchena (Sevilla), Almonte (Huelva) y la Puebla de cazalla (Sevilla) y la Asociación de ex Presos Políticos y Represaliados por el Franquismo.

ARMH

(Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica)

A FONDO

Enlace Ver cobertura completa

La noticia en otros webs

Seis asociaciones andaluzas de memoria histórica se han unido en una sola para aunar esfuerzos ante lo que creen la “ausencia de voluntad política” de la Junta para asumir la responsabilidad de las exhumaciones de fosas comunes. La Coordinadora de Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía nació el pasado sábado en una reunión celebrada en Aguilar de la Frontera (Córdoba) y a ella se han adherido la Asociación de Memoria Histórica y Justicia de Andalucía (Amhyja), las asociaciones locales de Aguilar, Marchena (Sevilla), Almonte (Huelva) y la Puebla de cazalla (Sevilla) y la Asociación de ex Presos Políticos y Represaliados por el Franquismo.

La primera acción de la nueva Coordinadora ha sido la redacción de un manifiesto en el que concretan su objetivo de “coordinar esfuerzos y establecer estrategias de futuro de forma conjunta, acordando posicionamientos comunes ante la inexistente financiación de la administración autonómica con respecto a las fosas comunes”. El manifiesto recoge las seis principales reivindicaciones de la Coordinadora. La primera, que la Junta “asuma la responsabilidad que tiene en la búsqueda, localización y exhumación” de todas las fosas. Asimismo, piden al Gobierno andaluz más recursos económicos y materiales para estos trabajos.

Las asociaciones piden también que sea la Junta la que administre la concesión de licencias de exhumación a las empresas que las realizan, en lugar de tener que hacerlo, como hasta ahora, las propias asociaciones. “Nos hemos convertido en empresas de gestión de dinero público”, se lamenta la vicepresidenta de Amhyja, Paqui Maqueda.

La Coordinadora exige, además, que las fosas que no se puedan abrir sean declaradas “Lugares de Memoria” y queden protegidas de intervenciones urbanísticas. Esta iniciativa está ya en marcha en Carmona, donde el Ayuntamiento ha encargado un monumento en el lugar en el que fueron enterrados varios centenares de fusilados, entre ellos, el bisabuelo de Maqueda.

Por último, las asociaciones piden una reducción del IVA con el que están gravados los trabajos de exhumación (el 16%) y que la Junta ponga a disposición de los planes de apertura de fosas a sus propios arqueólogos. Fuentes de la Consejería de Justicia, de la que dependen los proyectos de memoria histórica, aseguraron ayer que la Junta está “sensibilizada” con el tema está trabajando con el mismo equipo de la legislatura pasada para poder llevar a cabo las exhumaciones.

 

 

 

MANIFIESTO DE LA

COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE MEMORIA HISTÓRICA DE ANDALUCÍA ANTE LA PROBLEMÁTICA ACTUAL DE LAS EXHUMACIONES DE FOSAS COMUNES EN ANDALUCÍA

 

 

L

as Asociaciones de Memoria Histórica y demás colectivos en el marco del I Encuentro de Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía, hacemos llegar a la Junta de Andalucía y a la opinión pública andaluza el siguiente manifiesto, que nace con vocación unitaria y de posicionamiento común ante la situación actual por la que atraviesa la exhumación de fosas comunes de personas asesinadas durante la Guerra Civil y la post-guerra en la comunidad autónoma de Andalucía.

 

 

Como punto de partida, las Asociaciones de Memoria Histórica contextualizamos la problemática de las exhumaciones en la búsqueda de personas desaparecidas y asesinadas como consecuencia del golpe de estado fascista del año 36 contra una población civil indefensa, sobre la que se dirigió una represión sistemática y calculada, calificada por los organismos internacionales y de Derechos Humanos como crímenes de lesa humanidad. En la esperanza de encontrar la justicia negada durante 70 años a las víctimas y sus familiares las asociaciones de MH hemos solicitado amparo judicial a la Audiencia Nacional, estando en la actualidad en espera de que dicha denuncia sea admitida a trámite por el Juez Garzón. A dicha denuncia se pueden adherir las asociaciones que lo estimen oportuno.

 

Entendemos que la responsabilidad en la búsqueda de las personas desaparecidas y asesinadas, a si como la exhumación de las fosas comunes donde yacen los cuerpos de miles de personas fusiladas por el franquismo es responsabilidad del estado español y de su gobierno, por lo cual debe de asumir plenamente cuanto se derive de dicha tarea, incluido los gastos económicos. A pesar de ello, constatamos una ausencia de voluntad política en Andalucía para asumir la responsabilidad de las desapariciones y exhumaciones de fosas comunes. Esta ausencia de voluntad se traduce en la dimisión de dos Comisarios de Memoria Histórica en tan solo cuatro años por falta de medios técnicos y económicos en la Comisaría de Memoria Histórica de Andalucía.

 

Frente a la postura negativa de la administración andaluza en la financiación de las exhumaciones de fosas comunes declaramos que las asociaciones asumimos voluntariamente esta tarea siendo conscientes de que con ella damos respuesta a una necesidad social por parte de los familiares de encontrar y recuperar el cuerpo de su ser querido, desaparecidos hace ya más de 70 años de terminado el conflicto bélico. Constatamos que las exhumaciones se vienen practicando desde fórmulas muy distintas: vía subvenciones, contratación de empresas de Arqueología, intervención de personal técnico especializado voluntario, fórmulas de colaboración entre administraciones y asociaciones, etc, etc. Ante la ausencia de criterios de financiación únicos y que sirvan de

referencia para el conjunto de las asociaciones andaluzas, surge una situación de incertidumbre y confusión, que se traduce en un alto coste para las asociaciones, que tienen que buscar y aplicar fórmulas aleatorias y ajustadas a cada fosa y a cada asociación.

 

Ante la realidad antes planteada, se crea la COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE MEMORIA HISTÓRICA DE ANDALUCÍA, que sobre la base del respeto a la autonomía de cada asociación que la forma, tiene como objetivo

 

coordinar esfuerzos y establecer estrategias de futuro de forma conjunta , contrastando posicionamientos comunes ante la inexistente financiación de la administración autonómica con respecto a las fosas comunes de nuestra comunidad.

Nos une la fuerte convicción de hacer realidad los tres pilares fundamentales en los que se basa el movimiento memorialista: verdad, justicia y reparación.

 

 

 

Nuestras REIVINDICACIONES SON:

 

1. Solicitamos a la Junta de Andalucía que asuma la responsabilidad que tiene en la búsqueda, localización y exhumación de fosas comunes en nuestra comunidad, así como la entrega de los restos hallados en ellas a los familiares, para que estos les den digna sepultura. A tal efecto, solicitamos la modificación del artículo 3 apartado 2 del Decreto de la Junta de Andalucía de 2 de diciembre del 2003 sobre intervención en las fosas comunes donde se recoge que se intervendrá en aquellas actuaciones “singulares” y reclamamos esa singularidad para todas las fosas comunes de la comunidad autonómica. La única singularidad a aplicar sería la que correspondiera a la asignación económica, que entendemos se tendría que llevar a cabo ateniéndose a la envergadura del tipo de proyecto a realizar, tamaño de fosa, dificultad de prospección, numero de cuerpos que contiene, etc, ya que cada fosa tiene unas característas y dificultades técnicas diferentes a las demás.

 

2. Solicitamos a la administración autonómica que dote a Comisaría de Memoria Histórica o a cualquiera otro organismo público que estime oportuno de los recursos financieros, materiales, humanos y técnicos que dignifiquen la intervención en materia de fosas comunes y que sea este organismo el que unifique el trabajo sobre dicha materia.

 

3. Solicitamos una modificación en la normativa de concesión de subvenciones, para que sea la propia administración la encargada de administrar la concesión de licencias de exhumación con empresas privadas, librando a las Asociaciones de tener que actuar como empresas privadas. Actualmente sin ser ese nuestro fin nos vemos obligados a asumir riesgos económicos para los que nuestras asociaciones no están preparados, asumiendo con ellos también un elevado coste humano y técnico.

 

4. Solicitamos que las fosas comunes que por sus dificultades o historia no se puedan exhumar sean declarados “Lugares de Memoria”, con identidad jurídica propia, de cara a que sean protegidas de intervenciones urbanísticas no deseadas en un futuro.

 

5. Solicitamos una reducción del tipo de gravamen del IVA soportado en los trabajos de exhumación de fosas, por ser proyectos sin animo de lucro y cumplir un fin humanitario.

 

6. Solicitamos a la administración autonómica que ponga a disposición de los proyectos de exhumación de fosas comunes los técnicos cualificados de las Consejerías de Cultura y de otras administraciones pública, como Ayuntamientos y Diputaciones Provinciales.

 

 

 

Aguilar de la Frontera (Córdoba) a 5 de Julio del 2008.

 

Entidades que firman y se adhieren al manifiesto:

 

AMHyJA (Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía).

– AREMEHISA (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera, Córdoba.)

– DIME (Asociación Dignidad y Memoria de Marchena, Sevilla)

– AMHyJA (Asociación Memoria Histórica y Justicia de Amonte, Huelva.)

– Todos los Nombres CGT, Sevilla.

– Colectivo de familiares de la Puebla de Cazalla, Sevilla.

– Asociación ex Presos Políticos y Represaliados por el Franquismo.

La Coordinadora per a la Memòria Històrica i Democràtica de Catalunya – Associació Memorial Democràtic de SEAT

– Associació per a Memòria Històrica i Democràtica del Baix Llobregat

– Historaula

– Fundació Nou Horitzons

– Associació Pont de la Llibertat l’Hospitalet Antifranquista

– Fundació Pere Ardiaca

– Associació de Familiars de Represaliats pel Franquisme

– Col·lectiu d’Història-CJC

– Fils et Filles de Républicains Espagnols et Enfants de l’Exode-FREEE

– Foro para la Defensa de la Tercera Edad-Memòria Històrica

– Fundació l’Alternativa

– H2O– col·lectiu gai, lesbià, bisexual i transsexual del Camp de Tarragona

– Grup de familiar pro-Associació dels Afusellats a les Terres de Tarragona

– Fundació Francesc Ferrer i Guàrdia

– Comissió de Coordinació de la memòria Històrica de l’Unió General dels Treballadors (U.G.T.)

– Associació Cultural Octubre-Xarxa Suburbe

– Ciutadans per la República de Catalunya (Memòria-Històrica)

– Associació per a la Memòria Històrica “Neus Català”

– Grup d’Amics Gais de Barcelona

– Col.lectiu Republicà del Baix Llobregat

– Carlos Jiménez Villarejo, ex fiscal jefe anticorrupción.

 

 

Para información y contacto:

 

camha@hotmail.es

Teléfono 680634633

 

 

 

Coordinadora Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía

 

 

 

 

 

 

MANIFIESTO DE LA

COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE MEMORIA HISTÓRICA DE ANDALUCÍA ANTE LA PROBLEMÁTICA ACTUAL DE LAS EXHUMACIONES DE FOSAS COMUNES EN ANDALUCÍA

 

 

L

as Asociaciones de Memoria Histórica y demás colectivos en el marco del I Encuentro de Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía, hacemos llegar a la Junta de Andalucía y a la opinión pública andaluza el siguiente manifiesto, que nace con vocación unitaria y de posicionamiento común ante la situación actual por la que atraviesa la exhumación de fosas comunes de personas asesinadas durante la Guerra Civil y la post-guerra en la comunidad autónoma de Andalucía.

 

 

Como punto de partida, las Asociaciones de Memoria Histórica contextualizamos la problemática de las exhumaciones en la búsqueda de personas desaparecidas y asesinadas como consecuencia del golpe de estado fascista del año 36 contra una población civil indefensa, sobre la que se dirigió una represión sistemática y calculada, calificada por los organismos internacionales y de Derechos Humanos como crímenes de lesa humanidad. En la esperanza de encontrar la justicia negada durante 70 años a las víctimas y sus familiares las asociaciones de MH hemos solicitado amparo judicial a la Audiencia Nacional, estando en la actualidad en espera de que dicha denuncia sea admitida a trámite por el Juez Garzón. A dicha denuncia se pueden adherir las asociaciones que lo estimen oportuno.

 

Entendemos que la responsabilidad en la búsqueda de las personas desaparecidas y asesinadas, a si como la exhumación de las fosas comunes donde yacen los cuerpos de miles de personas fusiladas por el franquismo es responsabilidad del estado español y de su gobierno, por lo cual debe de asumir plenamente cuanto se derive de dicha tarea, incluido los gastos económicos. A pesar de ello, constatamos una ausencia de voluntad política en Andalucía para asumir la responsabilidad de las desapariciones y exhumaciones de fosas comunes. Esta ausencia de voluntad se traduce en la dimisión de dos Comisarios de Memoria Histórica en tan solo cuatro años por falta de medios técnicos y económicos en la Comisaría de Memoria Histórica de Andalucía.

 

Frente a la postura negativa de la administración andaluza en la financiación de las exhumaciones de fosas comunes declaramos que las asociaciones asumimos voluntariamente esta tarea siendo conscientes de que con ella damos respuesta a una necesidad social por parte de los familiares de encontrar y recuperar el cuerpo de su ser querido, desaparecidos hace ya más de 70 años de terminado el conflicto bélico. Constatamos que las exhumaciones se vienen practicando desde fórmulas muy distintas: vía subvenciones, contratación de empresas de Arqueología, intervención de personal técnico especializado voluntario, fórmulas de colaboración entre administraciones y asociaciones, etc, etc. Ante la ausencia de criterios de financiación únicos y que sirvan de

referencia para el conjunto de las asociaciones andaluzas, surge una situación de incertidumbre y confusión, que se traduce en un alto coste para las asociaciones, que tienen que buscar y aplicar fórmulas aleatorias y ajustadas a cada fosa y a cada asociación.

 

Ante la realidad antes planteada, se crea la COORDINADORA DE ASOCIACIONES DE MEMORIA HISTÓRICA DE ANDALUCÍA, que sobre la base del respeto a la autonomía de cada asociación que la forma, tiene como objetivo

 

coordinar esfuerzos y establecer estrategias de futuro de forma conjunta , contrastando posicionamientos comunes ante la inexistente financiación de la administración autonómica con respecto a las fosas comunes de nuestra comunidad.

Nos une la fuerte convicción de hacer realidad los tres pilares fundamentales en los que se basa el movimiento memorialista: verdad, justicia y reparación.

 

 

 

Nuestras REIVINDICACIONES SON:

 

1. Solicitamos a la Junta de Andalucía que asuma la responsabilidad que tiene en la búsqueda, localización y exhumación de fosas comunes en nuestra comunidad, así como la entrega de los restos hallados en ellas a los familiares, para que estos les den digna sepultura. A tal efecto, solicitamos la modificación del artículo 3 apartado 2 del Decreto de la Junta de Andalucía de 2 de diciembre del 2003 sobre intervención en las fosas comunes donde se recoge que se intervendrá en aquellas actuaciones “singulares” y reclamamos esa singularidad para todas las fosas comunes de la comunidad autonómica. La única singularidad a aplicar sería la que correspondiera a la asignación económica, que entendemos se tendría que llevar a cabo ateniéndose a la envergadura del tipo de proyecto a realizar, tamaño de fosa, dificultad de prospección, numero de cuerpos que contiene, etc, ya que cada fosa tiene unas característas y dificultades técnicas diferentes a las demás.

 

2. Solicitamos a la administración autonómica que dote a Comisaría de Memoria Histórica o a cualquiera otro organismo público que estime oportuno de los recursos financieros, materiales, humanos y técnicos que dignifiquen la intervención en materia de fosas comunes y que sea este organismo el que unifique el trabajo sobre dicha materia.

 

3. Solicitamos una modificación en la normativa de concesión de subvenciones, para que sea la propia administración la encargada de administrar la concesión de licencias de exhumación con empresas privadas, librando a las Asociaciones de tener que actuar como empresas privadas. Actualmente sin ser ese nuestro fin nos vemos obligados a asumir riesgos económicos para los que nuestras asociaciones no están preparados, asumiendo con ellos también un elevado coste humano y técnico.

 

4. Solicitamos que las fosas comunes que por sus dificultades o historia no se puedan exhumar sean declarados “Lugares de Memoria”, con identidad jurídica propia, de cara a que sean protegidas de intervenciones urbanísticas no deseadas en un futuro.

 

5. Solicitamos una reducción del tipo de gravamen del IVA soportado en los trabajos de exhumación de fosas, por ser proyectos sin animo de lucro y cumplir un fin humanitario.

 

6. Solicitamos a la administración autonómica que ponga a disposición de los proyectos de exhumación de fosas comunes los técnicos cualificados de las Consejerías de Cultura y de otras administraciones pública, como Ayuntamientos y Diputaciones Provinciales.

 

 

 

Aguilar de la Frontera (Córdoba) a 5 de Julio del 2008.

 

Entidades que firman y se adhieren al manifiesto:

 

AMHyJA (Asociación Memoria Histórica y Justicia de Andalucía).

– AREMEHISA (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera, Córdoba.)

– DIME (Asociación Dignidad y Memoria de Marchena, Sevilla)

– AMHyJA (Asociación Memoria Histórica y Justicia de Amonte, Huelva.)

– Todos los Nombres CGT, Sevilla.

– Colectivo de familiares de la Puebla de Cazalla, Sevilla.

– Asociación ex Presos Políticos y Represaliados por el Franquismo.

 

 

 

Para información y contacto:

 

camha@hotmail.es

Teléfono 680634633

 

 

 

Coordinadora Asociaciones de Memoria Histórica de Andalucía

 

 

 

aguilar de la frontera

La falta de fondos paraliza el proyecto de exhumación de fosas comunes

La Junta no ha aportado el dinero para los técnicos que deben dirigir las actuaciones

M. Ángeles Costa, aguilar de la Fra. | Actualizado 07.07.2008 – 10:45

La exhumación de los cadáveres de las distintas fosas comunes localizadas en el cementerio de Aguilar de la Frontera tendrá que esperar. La Asociación Local para la Recuperación de la Memoria Histórica, Aremehisa, había previsto iniciar los trabajos para la recuperación de los cuerpos durante este mes de julio. Sin embargo, la falta de financiación por parte de la Junta, necesaria para afrontar el coste de los distintos técnicos que deben dirigir el proyecto, ha provocado que las labores se tengan que retrasar.

La ausencia de dinero que para estos trabajos debía destinar la Administración andaluza no es un problema que afecte sólo al colectivo aguilarense. De hecho, según el presidente de Aremehisa, Rafael Espino, en toda Andalucía existen en torno a una decena de municipios donde los proyectos de exhumación de fosas, promovidos por distintas asociaciones para la recuperación de la memoria histórica, están paralizados o no iniciados por carecer de recursos económicos para afrontarlos.

A todo esto habría que añadir la reciente dimisión del comisario de la Memoria Histórica de Andalucía, Fernando Soto, quien ha dejado el cargo debido, precisamente, según explica Espino, “a la escasez de medios tanto humanos como financieros con los que contaba” así como por su oposición a la gestión que la Junta está desarrollando en torno a las exhumaciones de las fosas.

Ante el problema compartido de financiación, los distintos colectivos andaluces de Memoria Histórica se han reunido en Aguilar de la Frontera al objeto de reclamar de forma conjunta una solución a la Junta. Así, según ha informado el presidente de Aremehisa a El Día, entre los acuerdos aprobados más destacados se encuentran el “adoptar un posicionamiento común frente a la postura negativa de la Junta en relación con la financiación de la exhumación de las fosas”, así como el “reclamar una modificación del decreto del año 2003 de fosas comunes” para que la exhumación se pueda realizar de manera general y no excepcional como plantea la norma. También se decidió que “si los recursos económicos no llegan, empezaremos a buscar alternativas”.

 

LA MEMORIA HISTÓRICA EN ANDALUCÍA SE QUEDA SIN COMISARIO

FERNANDO SOTO … DIMITE

 

 

Fernando Soto Martín, hasta el día de ayer Comisario de la Memoria Histórica de Andalucía ha dimitido del cargo. La inexistencia y escasez de recursos humanos, medios físicos y económicos adjuntos a la Comisaría que presidía, a si como su oposición a como la Junta de Andalucía esta actuando en su reclamada intervención en la financiación de las exhumaciones de fosas comunes existentes en la comunidad, han llevado a Fernando Soto a tomar la determinación de poner su cargo a disposición de la Consejería de Justicia y Administración Pública.

 

Fernando Soto, se va.

 

Fernando Soto que hace tan solo diez años recibía la Medalla de Andalucía ha realizado una labor encomiable en defensa de la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía durante el tiempo que ha ocupado el cargo de Comisario de Memoria Histórica.

 

“… en reconocimiento a acciones , servicios y méritos excepcionales o extraordinarios realizados por personas que fueron ejemplo en la manifestación de su trabajo, solidaridad y beneficio para los demás ciudadanos. Que fue perseguido, deportado y encarcelado durante la dictadura franquista, sin que en ningún momento vacilara en la defensa de sus principios, constituyendo una clara manifestación de esfuerzo, tesón y sacrificio por conseguir una sociedad más libre justa y solidaria.”

 

Su dimisión, la dimisión de un comisario que como el mismo define “setentón” , no es sino una clara manifestación de continuidad y defensa manifiesta a los valores que ha defendido durante toda su vida, solidaridad y justicia.

 

Y mientras tanto él defiende con su actitud esos valores democráticos, en la Junta de Andalucía ”hay cosas que no cambian”.

 

La administración andaluza mira para otro lado, jugando con la ilusión y las esperanzas de cientos de miles de familias andaluzas, que siguen pendientes de una decisión, no sabemos si administrativa o económica de la Junta.

 

“… es complejo”, “ … lo estamos estudiando”, “… necesitamos tiempo” y mientras las familias y los voluntarios esperan una decisión que no llega.

 

La Puebla de Cazalla, Málaga, El Marrufo ,Benamahona, Aguilar de la Frontera, La Palma del Condado, Marchena, esperan poder realizar la exhumación de sus fosas comunes paralizadas por falta de recursos económicos.

 

¿Sobra voluntad y falta dinero? ¿Cuántas dimisiones más habrán de producirse para que esto cambie?

 

¿Cuándo la Junta de Andalucía asumirá como suya la búsqueda de los desaparecidos? ¿Seguirá siendo un problema de solidaridad y justicia?

 

Rafael Espino Navarro.- Presidente de AREMEHISA

 

 

 

 

¿Puede alguien con dos dedos de sentimientos democráticos, pensar que enterrar dignamente a sus muertos es un nuevo acto de una incipiente dictadura de izquierdas?

Fernando Soto .-