IDENTIFICADOS LOS RESTOS DEL COMANDANTE MORENO

agosto 14, 2008

IDENTIFICADOS LOS RESTOS DEL COMANDANTE MORENO
nada

La antropóloga forense Roxana Ferllini, de origen costarricense pero afincada en Londres, ha identificado los restos del comandante Moreno.

El País/
13-08-2008

Dirigente del Batallón Galicia, formado principalmente por anarquistas, Moreno fue asesinado en el Alto do Acebo (A Fonsagrada) en octubre de 1937 junto a 16 compañeros, cuando se retiraban del frente de Asturias.

La Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) exhumó, el pasado octubre, los restos del cadáver que los estudios de Ferllini confirman ahora como el de José Moreno Torres.
Las piezas dentales de oro, no habituales en aquellos tiempos, la estatura, la edad y la posición en la que fue encontrado el cadáver -según el testimonio oral de dos hombres que fueron obligados, de niños, a enterrar a Moreno- “han sido determinantes para que la antropóloga Roxana Ferllini haya confirmar la identidad del comandante”, indican desde la Asociación. Ferllini lleva semanas colaborando con la ARMH y antes lo había hecho en misiones especiales de la ONU en Ruanda y Kosovo.

La canción de la tragedia.

Versos populares mantienen vivo el recuerdo del comandante Moreno en los vecinos de Grandas de Salime y Fonsagrada 70 años después del asesinato.

La Voz de Asturias/N. Fernández/2-08-2008

Resulta complicado sepultar una canción. Enterrar unos versos es una tarea casi imposible cuando quedan quedan prendidos en la memoria de alguien y nadie lo sabe. El tiempo no cura muchas veces los recuerdos y esa capacidad de no enterrar las coplas ha sido la mejor pista para localizar 40 años después de su asesinato el rastro de una leyenda, la del comandante José Moreno Torres.
Este militar anarquista gallego forma parte del imaginario popular en la zona de Fonsagrada y Grandas de Salime y el brutal episodio de su asesinato y el de sus hombres dio lugar a una coplilla que todavía hoy los vecinos recuerdan y recitan sin problemas. Hace cuatro décadas que en la zona rememoran con versos el fatal episodio y ha sido el proyecto de una carretera el que ha evitado que se sepultara para siempre bajo alquitrán la memoria de Moreno y sus hombres.
Seguir el rastro de Moreno ha sido una tarea muy compleja que forja una auténtica leyenda. El militar y lider de la CNT en Coruña fue brutalmente torturado y asesinado junto alguno de sus hombres en Fonsagrada el 29 de octubre de 1937. Llegar a concretar todo lo sucedido fue especialmente complicado para el equipo de la ARMH ya que se borró todo rastro burocrático de esas muertes.
Ese interés en eliminar cualquier pista sobre el paradero de los militares gallegos y su muerte va estrechamente unido al hecho de que todos hechos estén enterrados justo en la frontera entre Asturias y Lugo, en concreto 20 metros dentro de los límites del Principado en el alto de El Acebo.
“Al ser un alto mando militar, la ley ordenaba que previamente a su ejecución se celebrara un juicio que nunca ocurrió y los responsables de la Guardia Civil en Lugo y quienes los asesinaron lo sabían. Creemos que esa puede ser una de las razones de que los enterraran en la frontera, pero fuera de su jurisdicción. Así se lavaban las manos”, explica Santiago Macías, vicepresidente de ARMH.
El terrible tiroteo también acabó con la vida de un destacado falangista de la zona. Un solo documento se hace eco del fatal fallecimiento y se refiere a él diciendo que “tuvo una gloriosa muerte”, apunta Carmen García-Rodeja que localizó el único documento sobre esta muerte. “Resulta muy curioso que no existan diligencias abiertas sobre los ocurrido con un distinguido miembro de Falange”, subraya Macías.
POR DESCARTE Carmen García-Rideja ha buceado durante más de seis meses en los archivos militares y civiles de Galicia para dibujar 70 años después las identidades de unos hombres asesinados y borrados de la memoria colectiva. Para determinar la identidades de los hombres del Batallón Galicia ha contado con la colaboración de dos expertos en este tema y en el anarquismo gallego de la época: Luis Miguel Cuervo y Eliseo Fernández.
“Es un caso curioso porque normalmente tienes los nombres de los desaparecidos y hay que localizar la fosa, pero en este caso era todo lo contrario”, relata la profesora de historia. Durante meses han investigado cuál fue el paradero de cada uno de los integrantes del Batallón Galicia. “Primero descartamos los que se exiliaron, enfermaron o de los que hay un certificado de defunción posterior. Sabíamos que además de militares eran anarquistas y el campo se redujo a unos 40”, explica García-Rodeja.
Las llamadas a las familias supusieron en muchos casos la primera noticia de la fosa común para los parientes. Años más tarde los familiares del laureado comandante Moreno se exiliaron en México. Cuando recibieron la llamada de la ARMH estaban de visita en España. “Fue algo realmente emocionante darles la noticia y ver su reacción”, recuerda Santiago Macías.
El próximo día 11 algunos de los familiares de los militares asesinados acompañarán al equipo de arqueólogos y voluntarios en la excavación de Grandas de Salime. Setenta años después la realidad confirmará la triste historia de la copla del comandante Moreno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: