El caso Garzón: Verdad, Justicia y reparación para las víctimas

febrero 28, 2012

Todo el mundo ha sido testigo de los tres procesos abiertos en el Tribunal Supremo contra Garzón. Hemos asistido a una persecución política, mediática y judicial contra el juez que tuvo el coraje de iniciar la instrucción sobre la trama de corrupción partidista Gürtel. También, contra uno de los pocos jueces españoles que ha osado investigar los crímenes de la dictadura franquista, atendiendo así la demanda de tutela judicial de numerosas asociaciones ciudadanas al iniciar un proceso sobre los desaparecidos como consecuencia de la represión y exterminio franquista.

El 16 de octubre de 2008 Garzón se declaró competente para investigar los crímenes del franquismo. Y lo hizo en base a la evolución del Derecho penal internacional dirigido a proteger y sancionar las violaciones de los derechos humanos más elementales. Según este Derecho, los crímenes contra la humanidad, los crímenes de guerra y el genocidio integran una categoría de delitos que se caracterizan por la prohibición de toda impunidad y prescripción. Delitos que no pueden ser objeto de amnistía, olvido y perdón. Invocando ese derecho se anuló la “Ley de punto final y obediencia debida” en Argentina, y se permitió a la Audiencia Nacional procesar a Pinochet y juzgar a Scilingo, entre otros. La Ley de Amnistía española de 1977, como ha indicado el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, tampoco puede amparar la impunidad y la falta de investigación de estos tipos delictivos.

Pero cuando la mirada de la justicia española se ha querido proyectar sobre nuestro pasado histórico, la realidad política se ha desenmascarado. Y así, una demanda de herederas directas del franquismo -Manos Limpias, Libertad e Identidad y la Falange- contra el juez Garzón, acusándolo de prevaricación por pretender investigar los crímenes de la dictadura, ha sido aceptada por el Tribunal Supremo.

Esto ha comportado, por ahora, la interrupción de esta investigación, la separación del juez y su condena.

La reciente sentencia del Tribunal Supremo supone una denegación de justicia particularmente grave para las víctimas del franquismo que el juez Garzón había amparado. También, y por extensión, la denegación de justicia y de restablecimiento de la verdad para todos los actos criminales y violaciones de los derechos humanos perpetrados por la dictadura de Franco. Entre otros, el exilio y la represión republicana, el secuestro de miles de niños, o bien la legítima pretensión de anulación de las sentencias de los consejos de guerra y de otras jurisdicciones franquistas, como el TOP. En resumen, una intolerable contribución a la impunidad de la que ha disfrutado durante tanto tiempo la dictadura franquista.

La persecución contra Garzón tendrá un efecto intimidatorio en la magistratura, pues supone un menosprecio de la necesaria independencia de los jueces en su función de interpretar las leyes -y en general frente a otros poderes estatales- y una conculcación del derecho penal internacional, instrumento indispensable para ofrecer una protección frente a violaciones de los derechos humanos. Se puede afirmar que el Tribunal Supremo con su actuación está dañando el Estado Democrático y de Derecho previsto en la Constitución española.

Quienes entendemos la democracia como un proceso que debe avanzar en materia de derechos, participación ciudadana auténtica e igualitaria, pensamos que examinar públicamente los crímenes del franquismo contra los defensores del régimen legítimo republicano, hacer justicia y reparar el daño a las víctimas es un camino del todo imprescindible. Como también lo es restablecer la memoria de la resistencia antifascista en vistas a una cultura que merezca ser calificada como democrática.

Por todo ello, manifestamos nuestro apoyo a Baltasar Garzón por su lucha contra la corrupción, el crimen organizado y las tiranías. Exigimos la continuidad en la instrucción de las causas por los desaparecidos y los niños secuestrados del franquismo, de acuerdo con el derecho penal internacional. Verdad, Justicia y Reparación.

Pertenecen a la Plataforma:

AREMEHISA
Asociación Germinal de Bujalance
Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Nueva Carteya ‘Disipar tinieblas’
CCOO
Foro Ciudadano para la Recuperación de la Memoria Histórica de Andalucía
Foro por la Memoria de Córdoba
SOS Bebés robados
UGT
Víctimas del franquísmo.
Muchas ciudadanas y ciudadanos indignados por los juicios de la vergüenza.

Plataforma Cordobesa por una Justicia Democrática

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: