… CUESTIÓN DE DIGNIDAD

abril 18, 2012

“… los disparos sonaban, y los cuerpos caían al suelo como fardos, como bultos, como árboles talados a destiempo. … escuchaba los disparos, oía caer los cuerpos. A veces se escuchaban gritos, lamentos, de niños o adultos que lloraban como niños .”

A. Grandes.
Hoy, es difícil recordar ya muy bien lo que significa la palabra dignidad. Ana y José son una excepción, ambos representan aquí, a los nietos de las victimas del franquismo, que han sido dignos propietarios durante muchos años de familiares recuerdos dolorosos, que no podrán olvidar jamás, como no podrán tampoco olvidar nunca la mañana del pasado domingo, esa mañana vieron llorar a sus padres, al ver cumplido un sueño, a pesar de estar agotados y ser incapaces de seguir reteniendo las lágrimas por más tiempo, de seguir inmersos en ese laberinto sentimental, donde se entrecruzan en un solo instante el escenario de sus vidas, junto a la frágil sensación de volver a revivir emociones distantes.
Hoy, han pensado en ellos, en sus familias, en todo lo que han sido y serán, en lo que los une y en lo que los separa, en lo que aún permanece cerca de ellos y en lo que inevitablemente, el tiempo ya se llevó.

Hoy más que nunca duelen las ausencias y retornan a la memoria la invisible vida de un abuelo muerto, un héroe anónimo, cuyo destino final marcaría para siempre sus vidas y las de sus familias.
1/ ¿Que has sentido, cual ha sido tu primer pensamiento al saber que tu familiar había sido identificado, después de tanto tiempo?
 
Mucha alegría.
 
2/ ¿Con ese primer pensamiento has tenido algún recuerdo especial para alguien?
 
Para mi tia Tere, mi padre y mi tio Gabriel.
3/ ¿Creíste alguna vez que este sueño pudiese verse hecho realidad?
 
Puede parecer un dicho, pero realmente soñé hace muchísimos años con el funeral de mi abuelo Rafael Pedraza Bellido leyéndole  poemas de Miguel Hernández y he podido realizar un sueño que parecía imposible.
 
4/ ¿Desde cuando y como o en que condiciones lleva tu familia buscando a vuestro “desaparecido”?
 
A mi abuelo llevamos toda la vida esperándolo. Yo cuando era niña y veía ¿Quien sabe dónde?, con Paco Lobatón. Pensaba que volvería y no podía entender aquello que me contaban de que salió de casa y nunca regresó.
 
Mi hermana Esperanza Pedraza Nadales empezó su búsqueda en Internet en el foro de Memoria Histórica en el año 2005/06.
 
 
5/ ¿Crees que se ha hecho justicia, con los represaliados del franquismo, en este país?
 
Ni mucho menos, es lo que se debería, pero ni por asomo. Deberíamos parecernos a Alemania en la condena del nazismo para condenar el franquismo, pero desgraciadamente no es así.
 
 
6/ ¿Que opinión te merece al respecto todo lo sucedido en los últimos años en España, tras el intento de investigar judicialmente los asesinatos del franquismo y las últimas resoluciones judiciales al respecto?
 
Vergonzoso, e indignante. Parece que la guerra la empezamos nosotros y siguen intentando que nos sintamos  culpables. No asumen que los llamados nacionales fueron los golpistas, los que dividieron España, y querían hacer creer que todo era por la gracia de Dios.
 
7/ ¿Crees que detrás de la petición de justicia, aún se alberga alguna venganza?
 
 
La esperanza es lo último que se pierde, y creo que algún día al menos se deberían contar las cosas como sucedieron realmente.
 
8/ ¿Crees que podremos alguna vez encontrar esa justicia reclamada por las victimas, durante tantos años, en este país, o esa vía ya esta cerrada?
 
Por ahora está difícil.
Se ha permitido un atropello contra la justicia al llevar al banquillo al único juez que se atrevió a removerlo.
No entiendo que en un país democrático pueda admitirse una demanda interpuesta por manos limpias, que no debería tener representación, al igual que no la tiene erribatasuna.
 La condena al terrorismo debería ser para todos y las víctimas reconocidas.
 
 
9/ ¿Que les dirías a todas esas personas que aún esperan poder tener la oportunidad de encontrar e identificar a su familiar “desaparecido”?
 Que no desesperen y que ojalá  puedan recuperarlos porque la satisfacción es tan grande que no se puede describir.
Mi tía que tiene 87 años al ver la caja de su padre, que es mi abuelo en el enterramiento de mi abuela, dijo: “ Papá que bien vas a estar ahí”.
 
 
10/ ¿Que piensas del trabajo desarrollado por AREMEHISA, (Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar de la Frontera), durante todos estos años?
 
Solo puedo decir que ha sido y es ejemplar. Nuestro agradecimiento es enorme y sincero.
Espero que todas las familias puedan dar sepultura a los suyos, es cuestión de humanidad.
No pretendemos nada mas que enterrar a los nuestros y saber dónde están.
 
Como nos dice Miguel Hernández:
 
“ Mi cuerpo pide el hoyo que promete la tierra”
 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: